Córdoba: el abogado y docente que estuvo preso por violencia de género, ahora quedó detenido por abuso a una menor

El momento en que trasladan a Marcelo Pérez para declarar por la agresión a Agostina Camaño
El momento en que trasladan a Marcelo Pérez para declarar por la agresión a Agostina Camaño Fuente: Archivo
Gabriela Origlia
(0)
17 de abril de 2019  • 20:51

CÓRDOBA. Fue detenido nuevamente en Río Cuarto el abogado y docente que a comienzos de este año fue acusado de lesiones graves y amenazas, agravadas por una cuestión de violencia de género porque su expareja se tiró de un balcón tratando de escapar de sus agresiones. Hoy quedó preso por la denuncia por abuso sexual a una adolescente de 14 años.

La orden contra Marcelo Pérez la libró la fiscalía de Instrucción de Cuarta de Río Cuarto y ya está alojado en la penitenciaría de Río Cuarto a disposición de la Justicia. Por las lesiones a su expareja Agostina Camaño, de 18 años, estuvo detenido dos meses y luego le concedieron la libertad bajo fianza por considerar que no existía riesgo procesal; sigue imputado.

En diciembre, Camaño se cayó del balcón de un tercer piso en Río Cuarto cuando huía de las amenazas de golpes de Pérez. La joven sufrió graves heridas en la columna y en las piernas y salvó milagrosamente su vida.

Ambos son oriundos de General Cabrera, una localidad pequeña a 60 kilómetros de Río Cuarto, donde se realizaron varias marchas pidiendo justicia por Agostina. Hace una semana hubo otra multitudinaria después de la nueva denuncia contra Pérez.

En esta oportunidad el abogado fue acusado por el fiscal Javier Di Santo de "abuso sexual, aprovechándose de la inmadurez sexual de la víctima". La chica ahora tiene 15 años, pero en el momento del hecho contaba con 14. El lunes fue sometida a una Cámara Gesell y ratificó su denuncia. La causa se acumuló con la de la agresión a Camaño y las lleva el fiscal Daniel Miralles.

El tío de la adolescente habló con FM Gospel: "Cuando pasó el hecho mi sobrina tenía 14 años, tenemos mucha impotencia. Es muy feo, jamás pensábamos que nos iba a tocar a nosotros. La que le abre los ojos a nuestra familia es la mamá de Agostina. En el acto hablamos con mi sobrina, ella se quiebra y decidimos denunciar". La chica era alumna del mismo colegio donde Pérez era docente.

Según el relato del hombre, su sobrina más grande fue a buscarlo a Pérez a la casa, donde el padre la insultó y la empujó. "Por suerte no nos cruzamos con Pérez, aunque cuando había recuperado la libertad andaba por el pueblo", dijo y planteó que entienden que hay otras chicas "que todavía no se animan a hablar".

En la marcha del jueves pasado en General Cabrera en las pancartas se leía "marchamos por nuestras hijas, hermanas y amigas". Camaño, en sillas de ruedas, se sumó a la movilización y animó a las víctimas a hacer las denuncias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.