Córdoba: el paro de colectivos provocó grandes inconvenientes

El gremio de choferes demanda el pago de salarios y la reincorporación de varios trabajadores; la medida dificulta el transporte de miles de habitantes
(0)
11 de diciembre de 2001  • 12:24

CORDOBA.- El paro sorpresivo lanzado anoche por el gremio de choferes de colectivos de Córdoba, en demanda del pago de salarios y por la reincorporación de varios trabajadores, generó enormes inconvenientes a miles de habitantes de esta ciudad a quienes se les dificultó el viaje a sus lugares de trabajo.

Los usuarios buscaban esta mañana diferentes formas de suplir la falta total de ómnibus, ya que ni siquiera funcionaban los llamados "colectivos piratas", por temor a represalias.

De esta manera, muchos cordobeses optaron por una resignada caminata de decenas de cuadras hasta sus trabajos, otros desempolvaron viejas bicicletas y muchos decidieron juntarse para tomar un remis o un taxi y así abaratar la tarifa.

El paro concluirá esta noche y, según lo que se explicó desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el reclamo es en rechazo del "despido de diez compañeros de la empresa Docta y por el atraso en el pago de salarios a los choferes de los corredores 5 y 6".

La decisión de ir a la huelga salió de una tumultuosa asamblea realizada anoche, aparentemente con el voto en contra del titular de la UTA, Miguel Díaz, que no habría estado a favor de realizar una medida extrema.

Según trascendió, Díaz habría tenido que ceder a las presiones que habrían ejercido otros dirigentes de la conducción del gremio, que a la vez se habrían visto impulsados a llamar a la huelga por un importante grupo de activistas y trabajadores que se habían instalado al frente del edificio sindical.

Anoche, durante la reunión de la conducción de la filial local de UTA, varios de los manifestantes que aguardaban en la calle lograron ingresar por la fuerza en el lugar del cónclave.

Esto originó graves altercados, roturas de mobiliario y vidrios y agresiones contra algunos dirigentes gremiales.

Luego, llegó al lugar un grupo de policías de la Guardia de Infantería, que desalojó el local sindical y dispersó a balazos de goma a los manifestantes que estaban en la calle.

Por su parte, esta mañana, el secretario de Infraestructura de la Municipalidad de Córdoba, Alejandro Tanco, dijo a radios locales que habían sido sorprendidos por la medida de fuerza, ya que, explicó, "los salarios atrasados que reclamaban los choferes de la (empresa) Docta, motivo de la huelga, comenzaron a pagarse anoche".

El funcionario municipal volvió a cargar contra los "interesados" en llevar el conflicto del transporte a extremos como el que hoy padecen los cordobeses y aludió a supuestas "presiones" que habrían ejercido empresarios de las ex concesionarias de las líneas de colectivos para que fracase el nuevo sistema de recorridos lanzado por el intendente Germán Kammerath.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.