Córdoba: "Son cuatro, somos todas", el pedido por cuatro mujeres desaparecidas

Marisol Reartes y Luz Oliva desaparecieron el 2 de febrero de 2014
Marisol Reartes y Luz Oliva desaparecieron el 2 de febrero de 2014
Gabriela Origlia
(0)
6 de marzo de 2019  • 06:28

CÓRDOBA.– Hoy es el día del "Abrazo humano" en Traslasierra. Esa zona del oeste cordobés , caracterizada por el cerro Champaquí, los ríos que cruzan el valle, los artesanos y los aromas de "yuyos" para el mate, está atravesada por el dolor de las familias, amigos y vecinos que buscan a cuatro mujeres. De una se halló el cráneo a fines del año pasado pero no se buscó el resto del cuerpo. Unas desde hace cinco años, la otra desde hace cinco meses.

Organizaciones sociales y de derechos humanos de la zona resolvieron hacer hoy, en el Día Internacional de la Mujer, este reclamo pacífico pidiendo por Marisol Rearte, Luz Oliva, Silvia Gallardo y Delia Gerónimo Polijo. "Son cuatro, somos todas" es el lema de la convocatoria que, además, incluye remeras blancas con la foto de alguna de las cuatro chicas.

"Se trata de poner el cuerpo; trasladarnos desde Los Pozos hasta La Guarida [un radio de 40 kilómetros de donde son las mujeres desaparecidas], para acompañar a las familias y unirnos en el pedido de Justicia. El paso del tiempo revictimiza a la víctima. Queremos ayudar a mejorar la administración de la Justicia", explica a Ilsa Rubio, una de las organizadoras.

A fines de diciembre se confirmó la peor de las sospechas respecto de la primera desaparecida, Marisol Rearte, de 18 años, fue vista por última vez el 2 de febrero de 2014 a las 21.30 cuando salió de su casa con su hijita de dos años, Luz Oliva. Las pruebas mostraron que un cráneo encontrado en el dique de la Viña era de la joven. Pero no siguió la búsqueda del resto del cuerpo ni de la nena. "Con el pésame no alcanza", dijo la familia en una marcha en febrero, en la que pidió "saber la verdad".

A la desaparición de las mujeres siempre se la vinculó con Juan José Múrua, quien en noviembre fue condenado por la Justicia de San Luis por el femicidio de Brenda Arias, ocurrido en 2009. Durante ese juicio, una sobrina del hombre aseguró que todos en su familia sabían que "mató a Marisol y a Luz".

Sin imputados

Gallardo desapareció el 12 de febrero de 2014, apenas diez días después que Reartes, en la localidad de Yacanto. Tenía 34 años y salió de su casa para tomar el colectivo que la llevaría a la ciudad de Córdoba, donde trabajaba. Nunca más se supo de ella. Su familia, que hizo oportunamente la denuncia, no dejó jamás de buscarla y de reclamar que se investigue. La causa judicial no tiene imputados.

Analía Gallardo, su hermana, cree que la mataron y sospecha del yerno de Silvia: "Él vivía en la misma casa y tenían conflictos. Horas antes de desaparecer nos dijo que lo echaría y que si a la hija no le gustaba, que se fuera con él. Cuando ella desapareció, le tiró la ropa a la calle, le vendió los animales".

Desde el 18 de septiembre del año pasado la familia Polijo no tiene consuelo. Ese día, Delia, de 14 años, salió de la escuela rumbo a su casa pero nunca llegó. Desde entonces, todos los martes y sábados, se reúnen en la plaza de La Paz para seguir preguntando dónde está Delia.

Ese 18 en la escuela los dejaron salir antes a los estudiantes pero no avisaron el día anterior, como habitualmente lo hacían. El hermano de Delia la fue a buscar a las 18, como siempre. No había nadie y empezaron las hipótesis; como había sido elegida para ser la reina del Día del Estudiante pensaron que estaba ensayando. A las 20 la familia radicó la denuncia.

Hubo sospechosos y testimonios de quienes creían haberla visto, pero nada se pudo comprobar. El 23 de diciembre, una mujer vecina de la familia radicó una denuncia por violencia de género contra su pareja, Mauro Martínez. En la Policía entregó una cadenita con un corazón partido que pertenecía a Delia y contó que el hombre la había amenazado con matarla "como a la boliviana". Cuando los agentes lo fueron a buscar lo hallaron colgado de un árbol.

La Gendarmería buscó a la adolescente con un georradar en la zona donde habría desaparecido pero no encontró nada. En la causa no hay imputados y la familia sigue preguntándose, desesperada, dónde está Delia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.