Coronavirus en la Argentina: abogados penalistas piden a la Corte Suprema que se levante la feria judicial

Mediante una carta firmada por reconocidos abogados penalistas reclaman "dejar atrás el estado de "feria" y pasar a un estado de "trabajo en emergencia"
Mediante una carta firmada por reconocidos abogados penalistas reclaman "dejar atrás el estado de "feria" y pasar a un estado de "trabajo en emergencia"
(0)
24 de abril de 2020  • 12:01

Un grupo de abogados penalistas reclaman a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que no prorrogue la feria judicial extraordinaria que rige para los tribunales nacionales y federales de todo el país, dispuesta tras la declaración de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. "Peticionamos dejar atrás el estado de 'feria' y pasar a un estado de 'trabajo en emergencia'", exigen mediante una carta dirigida al máximo tribunal firmada por un centenar de letrados.

Según los abogados, "los efectos de la declaración de 'feria' implican, en materia penal, que solo se tramite aquello urgente con personas detenidas, o cuyo avance procesal no pueda demorarse sin causar perjuicios irreparables".

Por ello, piden "dejar atrás el estado de 'feria' y pasar a un estado de 'trabajo en emergencia' donde, aún dentro de la situación extraordinaria y acompañando en general las resoluciones sobre la pandemia del Gobierno Nacional, se pueda progresivamente ir fijando pautas para reanudar paulatinamente, en coordinación y comunicación permanente con el Ministerio Público de la Nación, el trámite de todos los casos penales".

Para la reanudación de las actividad judicial, los abogados proponen que se pueda "habilitar una dirección de correo electrónico para el envío de escritos; habilitar una línea telefónica para consultas breves y puntuales; determinar un orden interno de agenda para atender asuntos que no admitan demora; rotar al personal que concurra y permitir el trabajo con la dotación mínima, en el lugar; imponer y profundizar el uso de plataformas digitales para celebrar audiencias por video-llamadas; y habilitar espacios comunes específicos, con la tecnología mínima indispensable, para que los testigos puedan declarar a distancia".

De mantenerse el estado de parálisis actual del sistema de administración de Justicia, se terminará atentando contra el normal funcionamiento de las instituciones del país

La petición -que lleva la firma de reconocidos abogados y abogadas penalistas como Alejandro Carrió, Ricardo Gil Lavedra, Marta Elsa Nercellas, Manuel J. Romero Victorica, Juan Maria Del Sel, entre otros- ampara su solicitud en la necesidad que funcionen las instituciones de la República. "La sociedad argentina está afectada frente a la incertidumbre que provoca una situación de emergencia sanitaria de proporciones globales. Es momento de mostrar a las instituciones básicas de la República Argentina que aseguran el imperio de la Ley, funcionando a pleno para que los habitantes de este país sientan que sus derechos y garantías esenciales continuarán siendo reconocidos y protegidos", plantean.

Asimismo, reconocen que "las circunstancias que inicialmente determinaron dictar el receso judicial, van a prolongarse; pero de mantenerse el estado de parálisis actual del sistema de administración de Justicia, se terminará atentando contra el normal funcionamiento de las instituciones del país, y con el prudente equilibrio de poderes que exige nuestro sistema republicano de gobierno".

"Sin una Justicia en funcionamiento no hay República posible", subrayan los abogados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.