Coronavirus en la Argentina. Caravana de gastronómicos en Río Gallegos por la apertura urgente de los locales

Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos
Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba
Mariela Arias
(0)
15 de septiembre de 2020  • 19:47

EL CALAFATE.- "No nos va a matar el coronavirus, nos va a matar la crisis que está generando", afirmó Paulo Lunzevich hotelero local y referente del sector, que agrupa también a los gastronómicos en Río Gallegos, minutos antes de iniciar una caravana por esa ciudad para denunciar el estado de emergencia que vive la actividad, que emplea a unas 1000 familias.

Hoy se informaron 1331 casos activos de Covid-19 en toda la provincia, de los cuales 1190 se concentran en Río Gallegos. Allí se confirmaron en las últimas horas otros seis fallecidos, alcanzando la capital santacruceña un total de 37 decesos y la provincia, de 38. Desde mediados de julio, cuando hubo un fuerte rebrote de la enfermedad, los locales gastronómicos y los hoteles están cerrados; solo les permiten la venta por delivery, pero los dueños de los restaurantes y bares afirman que no escapan al promedio del país, que registró un 90% en la caída de la actividad.

Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos
Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba

"¡No damos más! Apertura YA" rezaban los letreros rojos pegados en las ventanas de los autos. Mozos, cocineros, dueños de restaurantes, hoteleros, mucamas, todos se mezclaban en el reclamo que recorrió la ciudad, pasó frente a la sede de la gobernación y la Cámara de Diputados. Si bien el gobierno presentó "Santa Cruz Protege", un plan de asistencia económica para el sector, los empresarios afirman que muy pocos pudieron acceder al beneficio.

"La situación es muy crítica. Queremos que las autoridades entiendan que no podemos dilatar más la situación, que es insostenible. Nuestros trabajadores cobran tarde con salarios reducidos, los propietarios están con la salud al límite por la angustia y la presión que tienen por no poder cumplir con sus obligaciones", explica Lunzevich, quien ocupa la vicepresidencia en la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos
Caravana de gastronómicos por la apertura urgente de los locales, en Rio Gallegos Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba

La crisis del sector es de arrastre. En los casi seis meses que lleva la cuarentena en la provincia, solo abrieron con restricciones durante un mes. Por el rebrote a mediados de julio, la ciudad volvió a fase 1, y todos los bares y restaurantes volvieron a cerrar.

Ellos piden ser parte de la solución. "Las personas se siguen reuniendo en los quinchos, en su casa, y no hay controles. Nosotros presentamos al gobierno un proyecto para que nos permitan abrir con todos los protocolos de control que ya aplicamos yque el Estado ponga un veedor en cada local. Y que el veedor sea el que le haga cumplir el protocolo a la gente y además controle al establecimiento. Queremos que las cosas funcionen bien bajo los protocolos", agrega Lunzevich.

En el mes que duró la apertura de bares y restaurantes, todos los comercios aplicaron la reducción de asistentes por metro cuadrado, la sanitización del lugar y el uso de tapabocas en los lugares de circulación, entre otras medidas exigidas por el protocolo acordado. Ahora, piden volver a abrir con las mismas pautas.

La situación dista de ser la ideal porque, aun cuando el clima lo permitiera en una jornada cálida, la normativa no contempla la habilitación de mesas en las veredas, como ocurre con otras provincias.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.