Coronavirus en la Argentina. Cómo está funcionando el nuevo esquema de accesos y carriles para entrar a la ciudad

El tránsito hoy en Puente Pueyrredón
El tránsito hoy en Puente Pueyrredón Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Federico Acosta Rainis
(0)
23 de abril de 2020  • 11:09

Hoy entró en vigencia el nuevo esquema diseñado por el Gobierno porteño para los 111 puntos de acceso a la Ciudad , que implica la apertura de algunos de los ingresos que estaban cerrados desde el 24 de marzo último, en el contexto de la cuarentena obligatoria para controlar la expansión del coronavirus . Hubo algunos problemas de tránsito en los accesos por los puentes del Sur, porque muchos de los automovilistas no estaban al tanto de los cambios implementados.

En las primeras horas de la mañana se registraban demoras en el Puente Pueyrredón y el Puente Pueyrredón viejo, dos de los puntos de acceso que modificaron su operación: el primero quedó habilitado para el ingreso exclusivo de vehículos particulares y transporte de cargas y el segundo solo para el transporte público de pasajeros, y personal de sanidad y de seguridad.

"Se complicó la circulación por la policía", decía esta mañana un empleado municipal de Avellaneda en la zona de avenida Bartolomé Mitre, metros antes del Puente Pueyrredón. Cerca de las 9, los autos se desplazaban con lentitud y la demora para cruzar el acceso, donde está montado el control policial, era de al menos 20 minutos. A unos 200 metros, sobre el Puente Pueyrredón viejo, también se veía una larga fila de colectivos prácticamente detenidos.

"Ya no se puede ir por avenida Pavón. Ayer pasé lo más bien y ahora me mandaron por acá. Es un desastre y el cambio me parece inútil", opinó enojado Luis, un automovilista que intentaba llegar al Puente Pueyrredón para cruzar a Capital y no conocía el nuevo esquema de accesos. Delante tenía una larga cola de vehículos que solo empezó a aflojar unos minutos después cuando, desde el retén ubicado en el puente, los efectivos policiales comenzar a dejar pasar a muchos de los vehículos sin exigir -ni a conductores ni a acompañantes- el permiso de circulación obligatorio, tal como pudo comprobar LA NACION .

Esa flexibilización contradice lo que ayer señalaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad, es decir, que la modificación del esquema de ingresos no implicaría un relajamiento de los controles para desplazarse que se vienen llevando a cabo desde el inicio de la cuarentena.

"La semana pasada andaba mejor y el martes también", aseguró Gustavo, un automovilista que recorre a diario las calles porteñas por su trabajo de reparto para ferreterías. Él tampoco estaba al tanto del nuevo sistema. A su alrededor, por avenida Mitre, solamente las motocicletas avanzaban con comodidad.

Un control de motos en el ingreso a la ciudad
Un control de motos en el ingreso a la ciudad Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Sin problemas en el corredor Norte

También hubo cambios en los puntos de acceso totalmente vallados (se abren solo en caso de emergencias) que descendieron de 53 a 47. Y a los 13 que ya permitían el ingreso de vehículos particulares se incorporó el cruce de avenida Del Libertador y General Paz.

Precisamente por allí ingresó a la ciudad esta mañana Oscar Marchesín, camino a su trabajo en una gomería de Palermo. "Me parece perfecto que lo habiliten, lo extrañaba", dijo desde su auto, segundos después de pasar el retén ubicado en la avenida mano al centro.

Como vive en Vicente López, hasta ahora Marchesín tomaba Panamericana, General Paz y luego Lugones para ir a trabajar. "Pero ayer pasé y vi que no estaban más los conitos naranjas en la bajada y agarré por acá –contó–. Este camino me gusta más y me distrae". Se refería a avenida Del Libertador, una de las arterias más anchas y arboladas de la capital, que el tiempos de pandemia por momentos está casi desierta.

Una veintena de policías y personal de Prevención verificaban en ese punto los permisos obligatorios de circulación en dos carriles: uno para los automóviles y otro para el transporte público. El tránsito fluía con total normalidad. Aunque la apertura oficial para vehículos particulares fue hoy, el paso ya estaba habilitado desde ayer, según reconoció uno de los efectivos. "Está muy tranquilo, tratamos de hacer que pasen rápido", dijo y explicó que el movimiento más grande ocurrió entre las 6 y las 8.

Otros cruces que ya estaban habilitados del corredor Norte como avenida Cabildo y la bajada de Donado también funcionaron sin mayores inconvenientes.

Las cifras del tránsito y los controles

Fuentes del gobierno porteño informaron que desde el inicio de los controles la Policía de la Ciudad ya secuestró 223 vehículos, detuvo a 887 personas y otras 11.812 fueron demoradas, notificadas o trasladadas al domicilio por infringir el aislamiento. En cuanto al tránsito, "la Ciudad viene experimentando un escenario creciente en la circulación vehicular" aunque aún está por debajo de la mitad de su volumen habitual. Esta semana, además, hubo "un incremento de la circulación del 30% con respecto a la pasada, mientras que en las autopistas, la suba alcanza el 10%", informaron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.