Coronavirus en la Argentina: autorizan la vuelta a clases y cada provincia definirá su calendario

Cada jurisdicción deberá decidir la vuelta a clases en función de un índice epidemiológico que permitirá evaluar el riesgo
Cada jurisdicción deberá decidir la vuelta a clases en función de un índice epidemiológico que permitirá evaluar el riesgo Fuente: Archivo
Evangelina Himitian
(0)
9 de octubre de 2020  • 06:59

No fue fácil llegar a un acuerdo. Con realidades muy distintas en todo el país, el Consejo Federal de Educación acordó que después de 200 días de suspensión generalizada de clases, cada jurisdicción pueda autorizar la vuelta a las aulas y definir el calendario, en función de un índice epidemiológico que permitirá evaluar el riesgo de volver en cada ciudad o localidad.

Regresarán a las aulas solamente aquellas jurisdicciones en las que exista un riesgo leve o nulo. En cambio, en la mayoría de los distritos urbanos donde hay circulación comunitaria, el regreso será para actividades no escolares. En el caso de la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo solo volverán los alumnos que finalizan el ciclo: los de séptimo grado y los de quinto año.

Después de casi tres horas de reunión, se aprobó por unanimidad el "marco de análisis y evaluación de riesgo para el desarrollo de actividades presenciales y revinculación en escuelas en el contexto de la pandemia". El documento ofrece indicadores epidemiológicos objetivos, que le permitirá a cada jurisdicción tomar su propia decisión de volver a clases y aplicar el protocolo marco aprobado en julio. Los indicadores epidemiológicos tienen forma de semáforo y aportan información objetiva en relación al nivel de riesgo de contagio de la comunidad educativa, especialmente para áreas urbanas.

El semáforo epidemiológico que se acordó para definir el regreso a clases
El semáforo epidemiológico que se acordó para definir el regreso a clases

En lo que queda del año, "se promoverá el regreso progresivo, parcial y escalonado a actividades presenciales con el objetivo de revincular a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de un modo distinto al de clases presenciales antes de la pandemia". Según explican, se trata de una presencialidad limitada, que deberá darse todas las veces que se pueda al aire libre.

Esto plantea un gran dilema, ya que las 24 jurisdicciones del país ostentan realidades muy distintas: por ejemplo, según plantaron los ministros respectivos en el encuentro por Zoom, esta semana nevó en Santa Cruz, mientras que en Santiago del Estero el termómetro superó los 40 grados.

En la Capital

No se sabe hasta el momento cuántas son las jurisdicciones que podrán volver y cuantas no. Porque, justamente a partir de lo que se definió en esta reunión, los epidemiólogos deberán posicionar a cada jurisdicción en un color del semáforo. Pero, se presume que gran parte de interior del país, se encuentra en rojo. En la ciudad de Buenos Aires, según las primeras evaluaciones que hace la Capital, el riesgo es moderado. Esto significa que el retorno será solo de los alumnos que el concluyen ciclo. Y que también podrán volver a las aulas los 6500 alumnos que desde el inicio de la pandemia no tuvieron ningún contacto con el sistema educativo.

Según pudo saber LA NACIÓN, la Ciudad avanzará desde el martes próximo con actividades de acompañamiento educativo de estudiantes de séptimo grado y quinto año, en los patios de las escuelas públicas. "Es importante aclarar que no es una vuelta a clases, sino de actividades educativas", enfatizan desde la Ciudad.

A las escuelas de gestión privada, el gobierno porteño les pedirá que avancen en ese sentido, para los mismos grados y años, tramitando previamente la autorización ante el Ministerio de Educación porteño.

Aunque la ministra Soledad Acuña piensa que más adelante podrán sumarse también los chicos de sala de cinco, antes de pasar primaria, todavía no hay fecha para que eso suceda.

Discrepancias

La gran diferencia que marca el texto que aprobó el Consejo Federal es que será cada jurisdicción la que defina cómo se aplica el protocolo. Ya no requerirán la aprobación del Ministerio de Educación de la Nación. Este punto generó mucha controversia durante el encuentro por Zoom, porque varios ministros de distintas provincias reclamaban que habían tenido que suspender las clases cuando en el distrito no había circulación comunitaria.

El semáforo epidemiológico que se diseñó establece tres escenarios posibles. Las jurisdicciones en rojo no van a poder tener ningún tipo de actividad. Las que estén en amarillo o tengan riesgo moderado, podrán realizar actividades educativas no escolares (artísticas, deportivas, recreativas, de apoyo escolar u otras) en grupos de no más de diez personas preferentemente al aire libre. En los distritos donde el semáforo esté en verde, se podrá comenzar con una reanudación escalonada y progresiva de las clases presenciales en todos los niveles educativos.

Brechas

"Es importante que los chicos vuelvan a las aulas. La actividad presencial es irremplazable. Pero, en estas condiciones, el regreso de las clases va a profundizar las brechas educativas. Porque, hay localidades, por ejemplo de Misiones en las que las escuelas no tienen agua. Otras, donde no hay encargados, no va a sencillo", explica Sergio Romero, secretario General de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y de Políticas Educativas de la CGT.

Desde el Ministerio de Educación de la Nación afirman que en estos meses ya se destinaron 2300 millones de pesos en insumos de higiene y readecuación de infraestructura en los establecimientos educativos de todo el país para enfrentar el regreso a clases.

El texto que se aprobó determinó distintas condiciones para que las jurisdicciones puedan decidir la vuelta a clases. Entre ellas, que evalúen cómo será el traslado de los chicos, de los docentes y de los no docentes. También, que se evalúe la situación habitacional o niveles de hacinamiento y que se planifiquen acciones preventivas. Tanto los docentes como el personal administrativo y de mantenimiento de las escuelas deberá recibir capacitación sobre los protocolos que deben seguirse para minimizar los riesgos. También deberán tener procedimientos detallados sobre cómo actuar ante la aparición de un caso sospechoso o confirmado de Covid-19 en la escuela.

También se deberán considerar estrategias para chicos con factores de riesgo o que vivan con personas de riesgo y que no puedan asistir de manera presencial.

"Rechazamos la apertura de las escuelas, porque no están dadas las condiciones epidemiológicas para ningún tipo de presencialidad. La vuelta de estudiantes y docentes a la escuelas, el uso de transporte en un momento en el que hay más de 1000 contagios por día", denunció Marisabel Garu, de la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys). "Los chicos pueden tener el triple de la carga viral sin síntomas y pueden poner en riesgo a miles de familias. La experiencia va a ser nefasta como ya fue en otros países. Por eso, anunciamos que lanzaremos medidas de fuerza para garantizar que no se vuelve a las escuelas", agregó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.