Coronavirus. Como en La terminal, un argentino quedó varado en un aeropuerto de Alemania

Hasta tanto no se resuelva su situación, Pablo Mensegue seguirá viviendo en el aeropuerto
Hasta tanto no se resuelva su situación, Pablo Mensegue seguirá viviendo en el aeropuerto Crédito: Gentileza
Gabriela Origlia
(0)
2 de junio de 2020  • 15:55

Pablo Mensegue , un cordobés de 33 años oriundo de Villa General Belgrano, consiguió la documentación y el permiso del Gobierno de Alemania para ingresar a ese país desde Marruecos, donde había quedado varado por la pandemia de coronavirus.

Con su novia alemana, compraron el pasaje en el vuelo de repatriación de Eurowings y llegaron al aeropuerto de Düsseldorf el viernes 29 de mayo pasado. Pero allí no lo dejaron ingresar al país y desde entonces está varado en el aeropuerto. No puede salir de ahí ni volver a Marruecos .

Anoche desde el consulado argentino le indicaron que las fuerza de seguridad interpretan que quiso ingresar irregularmente al país y que por el momento solo debe esperar -siempre en el aeropuerto- hasta mañana, cuando podrá viajar si paga 1000 euros. Una experiencia que, sugieren, debiera servir para otros que intentan pasar de un país a otro para regresar a la Argentina.

Mensegue está en una habitación del aeropuerto que funciona como centro de detención; el cónsul argentino en Bonn, Nazareno Muñoz, hace gestiones para que le den comida y bebida que hasta ahora paga él mismo. El ingreso del cordobés a Alemania fue tramitado como turista -no tiene ciudadanía de la Unión Europea- y su incorporación al vuelo de repatriación alemán se hizo después de que garantizara que cumpliría cuarentena con su novia Judith en una casa en la Baviera alemana.

Mensegue y su improvisado campamento en el aeropuerto alemán
Mensegue y su improvisado campamento en el aeropuerto alemán Crédito: Gentileza

"Nos acompañaron las autoridades alemanas al aeropuerto de Casablanca, nos despidieron -relata Mensegue a LA NACION -. Estuvimos un mes haciendo los trámites para conseguir toda la documentación; tomamos todos los recaudos para que no pasara algo como lo que pasó. Cuando llegó el avión, que venía repleto, pasaron todos y a mí me apartaron de la fila. Presenté los apostilleos, la documentación pero la respuesta fue que no podía ingresar. Que la línea aérea que me trajo no debía hacerlo y que esperara a que me dieran hotel, comida y atención médica. No atienden el teléfono ni responden los mails".

Mensegue admite que el cónsul en Casablanca, Juan Cura, le advirtió que abordar el vuelo era "a riesgo propio" y le contó que una situación como la que él atraviesa ahora le sucedió a un argentino que regresaba al país desde Japón vía Brasil y allí lo devolvieron al origen .

"Como toda mi documentación es legal le pregunté si podía hacerlo y me deseó suerte". Según consta en un correo electrónico del Consulado en Bonn están "buscando opciones para que pueda regresar a la Argentina o a Marruecos". Una posibilidad es abordar el vuelo de Lufthansa de la próxima semana. "Es una excepción que se le solicitó a las autoridades", indica el mail.

Cuando no me dejaron ingresar al país me explicaron que mi caso estaba en una 'nube', a Marruecos no podía volver y acá no puedo entrar.
Pablo Mensegue

Para regresar en ese vuelo Mensegue pagó 1000 euros más 80 euros del traslado con escolta: "Es toda una locura; hice todos los pasos que nos indicaron. Nos llevaron en autobuses privados al aeropuerto de Casablanca, estuvieron las autoridades alemanas. Yo era el único argentino; sí había árabes pero con pasaporte de la Unión Europea. Cuando no me dejaron ingresar al país me explicaron que mi caso estaba en una 'nube'. A Marruecos no podía volver y acá no puedo entrar. En donde estoy había cinco personas más pero ya los dejaron salir; pusieron un abogado".

El cordobés lleva nueve años viajando por el mundo; regresó por última vez a la Argentina hace cuatro. "Después no paré más. Hago workaway [trabajos voluntarios a cambio de alojamiento] y en un tiempo hice artesanías, fotografías para eventos y cociné para reuniones".

Desde el Consulado, a través de mensajes de WhatsApp, le indican: " El espacio va a estar confirmado cuando se contacten con ustedes, confirmen la venta del pasaje y les envíen el boarding . Hasta tanto eso no suceda no tiene nada confirmado. Las gestiones para que se concrete se hicieron y se están haciendo".

Desde Bonn le explicaron que le consiguieron "un lugar extra cupo", que no se trata de un vuelo comercial, y que hay gente anotada desde hace 10 días que todavía esperan que la empresa se comunique.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.