Coronavirus. Santiago del Estero: pasan a disponibilidad a gendarmes que participaron de una fiesta clandestina

El operativo policial se dio en la vivienda de uno de los integrantes de la fuerza nacional
El operativo policial se dio en la vivienda de uno de los integrantes de la fuerza nacional Crédito: Prensa Policía Santiago del Estero
Leonel Rodríguez
(0)
13 de septiembre de 2020  • 11:43

SANTIAGO DEL ESTERO.- La conducción superior de Gendarmería Nacional Argentina decidió pasar a disponibilidad a los 10 miembros de su fuerza que fueron aprehendidos en la madrugada de ayer en esta provincia, al ser sorprendidos participando de una fiesta clandestina violando las normas de propagación del coronavirus, según consta en un breve comunicado que fue publicado en las distintas redes sociales de esta fuerza nacional.

"A raíz de los hechos difundidos en medios de comunicación, relacionado a un suceso policial en la ciudad de Santiago del Estero, donde se encuentran involucrados miembros de la institución, violando las normas de prevención de la propagación de Covid-19, la conducción superior ordenó el inmediato inicio de una investigación interna con actuaciones disciplinarias correspondientes y el pase a disponibilidad de los involucrados", reza el comunicado emitido desde Buenos Aires.

La noticia cayó muy mal dentro de la fuerza, más aún cuando trascendió el intento de fuga de varios de los gendarmes involucrados por los techos de las viviendas vecinas y la agresión verbal de uno de ellos a los agentes de la policía santiagueña. Ayer LA NACION no pudo obtener una declaración oficial, pero si una altísima fuente del Destacamento Móvil 5 dejó claro que "esto traerá graves sanciones, es un hecho muy delicado que no puede ni debe quedar así".

El caso

En la madrugada de ayer fueron detenidos diez gendarmes, siendo 8 hombres y dos mujeres, en el domicilio de uno de ellos, violando las normas de prevención de la propagación del coronavirus. El hecho se dio en la capital santiagueña, mientras compartían bebidas alcohólicas y bailaban escuchando música a alto volumen, generando la denuncia anónima de un vecino y la irrupción de la policía local.

Cerca de las 5 de la mañana del sábado se hicieron presentes en el domicilio de calles Perú y Taboada, del barrio Alberdi, los funcionarios de la División Prevención Contra el Alcoholismo, encontrándose con esta "fiesta" clandestina en clara violación de las disposiciones nacionales y provinciales de aislamiento y prohibición de reuniones sociales.

El momento más álgido fue cuando uno de los gendarmes, en claro estado de ebriedad, agredió verbalmente a los uniformados de la policía santiagueña con frases como "váyanse a la m... de acá, ustedes no son nadie, nosotros somos gendarmes, somos nacionales, ustedes son unas lacras". Luego de esto los efectivos de la fuerza nacional fueron reducidos y aprehendidos por orden del fiscal de turno Sebastián Robles, imputados de violar el artículo 205 del Código Penal.

Durante el operativo se secuestraron distintos tipos de bebidas alcohólicas, una consola de sonido y varios parlantes, además de dos vehículos que eran propiedad de dos de los diez detenidos. En un momento dos vecinos salieron a alertar que había personas caminando encima de los techos de sus casas, siendo estos gendarmes que intentaban fugarse de la escena. La policía ingreso a estos domicilios y encontró a seis gendarmes escondidos, debajo de un techo saliente. Todos estos fueron trasladados a la Escuela de Policía de la Provincia.

En toda la provincia están prohibidas las reuniones familiares y sociales, quedando sólo reservadas a las personas que convivan en la misma casa, y rige desde hace más de un mes restricciones horarias para circular debido a la disparada de contagios que tuvo la provincia superando los 1800 acumulados y llegando a 24 muertes por coronavirus. El viernes fue el récord de contagios con 118 positivos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.