Coronavirus: "La incertidumbre es constante; sólo se habla de esto", dicen los argentinos desde países afectados

Muchos compran papel higiénico para acopio
Muchos compran papel higiénico para acopio Fuente: AP - Crédito: Rogelio V. Solís
Catalina Bontempo
(0)
13 de marzo de 2020  • 11:52

El avance de la pandemia de coronavirus en el mundo cambió sustancialmente la vida cotidiana, las rutinas y los hábitos de las personas, y trajo como consecuencia aislamientos de distinta índole y desabastecimiento de ciertos productos.

LA NACION habló con argentinos que viven en países en zonas de riesgo y la mayoría coincidió en señalar la gran incertidumbre sobre las medidas oficiales que se tomarán y el tiempo que tardarán en implementarse.

En los últimos días, la falta de papel higiénico , elementos sanitarios y alimentos no perecederos se empezó a sentir. Y un grueso de ciudadanos diseminados por el mundo debió suspender viajes o reprogramar visitas a familiares.

Se hizo llevar un barbijo de la Argentina a Madrid

"Hay bastante paranoia, y yo me sumé por temor a perder un trabajo. Ayer escuché por la radio que iban a cerrar las rutas el fin de semana, así que me apuré para mudarme a Barcelona, donde tengo la oferta laboral", cuenta Eugenia Amato , quien es médica y a principio de año viajó a Madrid, España para conseguir trabajo. "Tuve que apurarme a decidir ir por ese trabajo, comprar un pasaje que me salió el doble y organizar la mudanza a Barcelona en menos de 24 horas", indica.

Una argentina se hizo llevar un barbijo a España
Una argentina se hizo llevar un barbijo a España

Al ser médica y estar en contacto con pacientes infectados, tiene que tomar mayores precauciones. Incluso, le pidió a un amigo argentino que viajaba que le llevara un barbijo . "Acá en las farmacias no conseguía ni barbijos ni alcohol en gel", aclara.

A la adrenalina se le sumó el cierre de ministerios y actividades públicas en España. "Yo por ejemplo no sé cuándo voy a poder terminar unos trámites que inicié. No pude legalizar los antecedentes penales, así que tuve que mandar a legalizar todo a la Argentina", completa.

Incertidumbre laboral en La Coruña, España

"La incertidumbre se siente, nadie sabe cómo ni cuándo volveremos a trabajar, si nos van a despedir o descontar los días", narra Daniela Pérez González , periodista en La Coruña, España.

En los supermercados hay faltante de carne
En los supermercados hay faltante de carne

"Por primera vez veo colas en el supermercado y cierto nerviosismo en la gente . Aunque el desabastecimiento en los supermercados se nota desde hace una semana, por contagio de lo que viene ocurriendo en Madrid. Lo que falta es: papel higiénico, conservas, arroz, fideos, magdalenas y carne de vaca, cerdo y pollo", resalta Daniela.

Como consecuencia de la pandemia, Daniela también alteró sus vacaciones. "Está mega afectado también mi viaje a la Argentina para sorprender a mi familia, a la que no veo desde hace más de un año", indica. Daniela tenía las vacaciones ya programadas y ahora no sabe cuándo podrá venir. "Parece que no me devuelven el dinero, sólo me ofrecen cambiarme fecha, pagando la diferencia si la hay", detalló.

Home office y clases virtuales en Zurich, Suiza

Carmela Braconi se mudó a Suiza en enero porque su pareja es de esa nacionalidad. "Yo tengo miedo porque como volvía a la Argentina antes de los 90 días, no hice mi trámite de residencia acá y como ahora no sé si voy a poder viajar, tengo miedo de quedar varada sin el trámite de residencia suiza o sin volver a la Argentina", se lamenta Carmela. "La verdad es que es una incertidumbre constante y la conversación en todos lados es monotemática, sólo se habla de eso y de las implicancias de eso", agrega.

Añade que en estas últimas dos semanas empezó a surgir una "suerte de pánico en la población" cuando empezó el contagio en Italia. Inclusive ella, quien iba a viajar con su novio a Torino, debió cancelar el viaje, porque se limitó el contacto con personas que hayan visitado Italia en las últimas semanas. "Si viajábamos íbamos a tener que hacer cuarentena", precisa Carmela.

Muchos europeos se preparan por si el Gobierno declara cuarentena
Muchos europeos se preparan por si el Gobierno declara cuarentena

Ante las medidas oficiales de extremar la cautela, también las instituciones y empresas comenzaron a organizarse. "En la escuela donde aprendo alemán nos pidieron firmar una autorización para pasar a clases virtuales, a mi novio lo cambiaron de oficina, y a todo aquel que pueda trabajar en home office lo mandaron a su casa. El problema es que mucha gente aquí trabaja en bancos y es difícil autorizar el acceso a información confidencial fuera de la oficina".

Carmela detalla: "La vida diaria sigue igual, pero con muchas restricciones, los restaurantes están casi vacíos, hay menos gente en la calle y los supermercados si bien tienen mercadería, se ve la falta de productos básicos".

Así están las góndolas en los supermercados de Berlín

00:19
Video

Berlín, la ciudad alemana se prepara para una cuarentena

Nicolás Teijeiro vive desde hace casi un año en la capital alemana. "Hago todo normal, pero hay cosas que fueron cambiando. Por ejemplo, las puertas de los transportes públicos, que suelen tener apertura manual, ahora abren automáticamente, para que las personas no manoseen los botones".

"Los hipermercados están desolados desde hace dos semanas. Más que nada en productos como papel higiénico, servilletas y alimento no perecedero. Las góndolas están vacías, porque la gente se prepara por si el Gobierno anuncia una cuarentena. Vi gente en las filas que llevaba packs de leche y agua al por mayor", informa.

Una mujer camina por la estación de Potsdamer Platz en Berlín, vacía por miedo al coronavirus
Una mujer camina por la estación de Potsdamer Platz en Berlín, vacía por miedo al coronavirus Crédito: Kay Nietfeld / DPA

Aislamiento total en la ciudad de Gongju-si, Corea del Sur

"Hace más de un mes que estoy en casa y no salgo", cuenta Sol Yoon de 21 años. En el aislamiento mira películas, juega, estudia y pinta. "Compro lo que necesito en una tiendita acá al lado".

"El día de la ceremonia de cierre de semestre teníamos que ir todos a Seúl y todos usamos máscaras, ahí cuando fue cuando me di cuenta de que las cosas estaban más complicadas, pero trataba de tomármelas con tranquilidad. Yo vivo una provincia donde llegó tarde el virus", afirma.

"Por miedo al coronavirus estuve considerando irme a la Argentina, pero mis papás me apoyan e incentivan a que me quede", confiesa Sol.

No sólo hay desabastecimiento de papel higiénico, sino también de alimentos no perecederos
No sólo hay desabastecimiento de papel higiénico, sino también de alimentos no perecederos

Ámsterdam, una ciudad cerrada

Gabriela Vergani es ingeniera química, de 40 años, y vive en Ámsterdam, Países Bajos. "Ayer las cosas cambiaron rápidamente y a partir de hoy muchas cosas están cerrando: museos, teatros, cualquier cosa con más de 100 personas".

A la clausura, se le suma desabastecimiento. "¡Y el mayor faltante, después de jabón antibacterial y barbijos es...papel higiénico!"

Precauciones en Neuchatel, Suiza

Micaela López tiene 25 años y desde 2018 vive en Suiza. "Trabajo en una agencia de viajes. Estamos viviendo una situación con bastante estrés. Hay muchísimas cancelaciones y modificaciones y mucha gente con miedo a viajar", explica. Ella misma debió cancelar dos viajes por Europa. "No solo por seguridad sino por la cuarentena que tenemos que hacer al volver. Pensé en recorrer Suiza, pero por cómo está avanzando todo, moverme dentro del país también es complicado y peligroso. El recaudo no lo tengo tanto por mí, sino por cuidar a los grupos de riesgo a los cuales podría contagiar si llego a enfermarme", concluye Micaela.

Danville, Estados Unidos: aumentos de ventas online y una ciudad vacía

"Veo mucha menos gente en la calle y los negocios. Las actividades están siendo canceladas", asevera Vanesa (cuya verdadera identidad se mantiene en el anonimato), quien vive en Danville, cerca de San Francisco , Estados Unidos. "Hasta la semana pasada no había notado mayores cambios, pero desde este último fin de semana veo que la gente está saliendo menos ", observa.

"El lunes fui a un supermercado y me llamó la atención que hubiera muy poca gente. Además noté que había menos productos, especialmente había góndolas vacías en la parte de lavandina, papel higiénico y productos de limpieza", narra Vanesa, quien contó que recorrió "muchísimos lugares", pero le fue imposible conseguir barbijos.

Además comentó que tiene una amiga con un negocio online y notó que las ventas por Internet aumentaron en los últimos tres días.

Con la colaboración de Pilar Castillo, Ana Clara Lawrence, Verónica Dema y Valeria Vera

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.