Coronavirus. La desesperación de una familia argentina varada en San Francisco: "Es como si no existiéramos"

La familia Capdepont en Ezeiza, al partir a San Francisco el pasado 6 de marzo. Llevan más de 50 días varados, y uno de sus hijos sufre de una celiaquía severa que compromete su sistema inmune
La familia Capdepont en Ezeiza, al partir a San Francisco el pasado 6 de marzo. Llevan más de 50 días varados, y uno de sus hijos sufre de una celiaquía severa que compromete su sistema inmune
María Paula Etcheberry
(0)
15 de mayo de 2020  • 18:41

Abandonados y olvidados. Con muchas dudas y sin ninguna certeza. Así se sienten Ricardo Capdepont (50 años) y su esposa Valeria Farías (46), varados hace más de 50 días junto a sus tres hijos, menores de edad, en San Francisco , en la costa oeste de Estados Unidos. Forman parte de los miles de argentinos que aún no pudieron regresar a sus hogares tras el cierre de fronteras que comenzó a regir hace ya casi dos meses para frenar la propagación del coronavirus en la Argentina .

"Uno de nuestros hijos es severamente celíaco. Su sistema inmune lo hace una persona vulnerable, de riesgo [frente al Covid-19] ", cuentan Capdepont y Farías a LA NACION. Pese a ocupar un lugar prioritario por la debilidad inmunológica de uno de sus integrantes, la familia aún no pudo regresar. Viajaron el 6 de marzo y debían retornar el 23 de ese mismo mes.

El matrimonio vivió 20 años en California, y sus hijos Pedro (9 años), Jorge (11) y Miguel (14) nacieron en San Francisco. Todos tienen la ciudadanía argentina por opción. Hace ya cinco años que se instalaron nuevamente en la ciudad de Buenos Aires. "Después de mucho ahorro y meditación sobre si valía la pena el esfuerzo, decidimos venir acá para que nuestros hijos se reencuentren con el lugar donde nacieron y sus amigos. También para poder visitar a viejos amigos nuestros", relata Valeria.

American Airlines, la aerolínea con la que viajaron, ya no vuela a Buenos Aires y aún no se sabe cuándo volverá a hacerlo. A esto se agrega que los vuelos de repatriación aprobados por el Gobierno salen desde Miami, ciudad situada en la costa opuesta, a unas 6 horas de viaje en avión. Esas son las razones que imposibilitan concretar la tan ansiada vuelta a casa de los Capdepont.

Rodeados de incertidumbre, ven sus ahorros cada vez más diezmados, por los altos costos que enfrentan para mantenerse en suelo norteamericano y los gastos que tienen que seguir pagando por su vivienda en Buenos Aires.

Valeria Farías y Ricardo Capdepont viajaron junto a sus hijos a San Francisco, lugar en el que residieron durante 20 años, para visitar viejos amigos.
Valeria Farías y Ricardo Capdepont viajaron junto a sus hijos a San Francisco, lugar en el que residieron durante 20 años, para visitar viejos amigos. Crédito: Gentileza Valeria Farías

"Los costos nos están matando. Gracias a Dios, teníamos unos ahorros para nuestra jubilación, pero los estamos gastando todos. Estamos perdiendo contacto con mi trabajo en la Argentina. Por ahora no me han echado, pero no sé cuánta paciencia van a tenerme. El dólar sigue subiendo y eso hace que mi sueldo valga un 20% menos en comparación con los gastos de acá", agrega Ricardo, quien tuvo que comprarse una computadora allá para poder trabajar remotamente como encargado de comercio exterior de una empresa de muebles y objetos de decoración.

Al principio, le pidieron al dueño del Airbnb donde se hospedaban que les hiciera un descuento. Después, ya no pudieron pagarlo. Hoy se alojan en una casa que les prestaron unos amigos. Otra familia amiga les prestó un auto para poder transportarse. Los hijos de la familia pasaron a la modalidad de homeschooling, a cargo de Valeria. El cambio ya estaba previsto desde antes de la irrupción del coronavirus.

"Le pedimos asistencia económica al consulado y nos dijeron que no. Que no existe, no hay ningún tipo de ayuda. Para comunicarse con Cancillería solo hay una dirección de email que te da una respuesta automática. Hasta ahora sólo llenamos formularios, no hay nada concreto. El consulado de Los Ángeles responde rápidamente, pero no es algo que haya sido fructífero", narran, presos de la incertidumbre.

A los problemas económicos se agrega la preocupación por la atención médica y el vencimiento de la visa de viajeros: "Si uno se enferma acá no sabe qué va a pasar. A medida que pasa el tiempo se van venciendo las visas de turista. Te fuerzan a quedar como ilegales", suma Ricardo.

"No hay pasos a seguir, no tenemos certezas. Estamos en un limbo indefinido. Nuestros derechos están pasados por arriba. Es como que si no existiéramos. Estás abandonado y ya no sabés cómo decirles a tus hijos que seguimos en la misma situación", se desespera el hombre. La familia inició una petición en la plataforma Change.org para pedir por el regreso de los cerca de 800 argentinos varados en la costa oeste estadounidense. También, comparten su reclamo a través de una cuenta de Instagram.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.