Crecen los casos de contagio de hepatitis A

Sigue aumentando el riesgo sanitario
(0)
15 de mayo de 2003  

SANTA FE (De nuestro corresponsal).- "Si no se registran precipitaciones que alteren el ritmo de bombeo que realizan 32 máquinas instaladas sobre el terraplén Irigoyen, con descarga en el río Salado, el domingo próximo podremos comprobar que el agua habrá abandonado definitivamente la ciudad", dijo el interventor en la Dirección de Hidráulica de la provincia, Roberto Gioria.

Pero mientras las aguas bajan, se refuerzan los controles sanitarios para evitar una situación de riesgo mayor a la actual, producto del alto nivel de contaminación que sobrevino a la prolongada inundación.

El informe del Centro Operativo de Salud (COS) reveló que ayer la cifra de afectados por hepatitis era de 33, siete más que el martes último. La enfermedad requiere un plazo de diez días para manifestarse, lo que en muchos casos coincide con el regreso de las primeras familias a sus viviendas, luego de la emergencia.

También se elevó a 22 el número de casos de diarrea, hay ocho comprobados de leptospirosis -hay casi el doble de pacientes por confirmar- y cifras parecidas de varicela y pediculosis. Ante este cuadro, el COS intensificó el operativo de vacunación contra la hepatitis A.

En tanto, el Ministerio de Salud ordenó el reparto de 1500 kits diarios de limpieza para las familias que están retornando a sus hogares, y la Municipalidad analiza una sugerencia del Comité de Emergencia para compactar muebles y chapas que se arrojan a la vía pública, antes de depositarlos en los rellenos sanitarios.

Frente a las dificultades económicas, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) anunció que condonará las facturas del bimestre a los afectados, la Municipalidad no cobrará la tasa de inmuebles, mientras se resuelven otras cuestiones sobre ayuda a damnificados que deban alquilar nuevas viviendas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.