Crónica de 24 días cargados de angustia

Los Pomar habían desaparecido el sábado 14 de noviembre, cuando se dirigían a Pergamino a visitar a familiares
(0)
9 de diciembre de 2009  • 00:33

El sábado 14 de noviembre, Fernando Pomar llamó a su padre, que vive en Pergamino, para avisarle que él, su esposa y sus pequeñas hijas estaban yendo para allá, desde su casa de Mármol. La llamada fue la última noticia que se tuvo de la familia. Desde ese momento nada se supo de las cuatro personas hasta hoy.

Pomar, de 40 años; su esposa, Gabriela Viagrán, de 36, y sus dos hijas de 3 y 6 años vivían en José Mármol, en el partido de Almirante Brown.

Desde las primeras apariciones de la noticia en los medios, no hubo un solo día sin algún tipo de información. Sin embargo, la incerteza fue siempre total, y muestra de esto es que uno de los rumbos que había tomado la investigación apuntaba a que la familia podía encontrarse fuera del país.

Cinco días después de la desaparición de la familia, la fiscal Carina Pollice, del Departamento Judicial de Pergamino, admitió el desconcierto de los investigadores. "No podemos hablar siquiera de dónde ocurrió el hecho" reconoció.

El viernes 20 de noviembre, sin mayores certezas en la investigación, se da a conocer un antecedente inquietante de la historia de la familia: Pomar había sido víctima de un secuestro exprés hace casi diez años.

"No bien se mudaron al barrio pusieron rejas por toda la casa", contó Ana María Spínola, vecina y amiga de la familia.

El viernes 20 de noviembre se vio por TV la primera imagen una familia en el peaje de Espil, en la ruta nacional 7, que parecían ser los Pomar. En la imagen se ve un auto similar al de la familia y a un hombre, Fernando Pomar, que saca su cabeza y su brazo izquierdo por la ventanilla.

Las imágenes fueron tomadas en un horario que coincidía con el momento en que los Pomar se habían comunicado por celular con su familia para avisar que ya estaban en viaje y llegarían en poco tiempo.

El lunes 23 apareció una segunda imagen de las cámaras de seguridad de otro peaje de la ruta 7, cerca de San Andrés de Giles. En esta, tomada unos 20 minutos antes de la otra, se ve a toda la familia en una situación normal.

El jueves 26, un testigo dijo haber visto a toda la familia pasear de manera tranquila por un centro comercial de la localidad de Ameghino cinco días después de la desaparición, pero los investigadores descartaron esa versión.

El 1 de diciembre allanaron por segunda vez la casa de los Pomar en busca de un arma de fuego que, según testigos, Fernando había comprado recientemente para su seguridad. pero no la encuentran. El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, opinó que el caso Pomar no tenía que ver con la inseguridad. Se inclina por al hipótesis de la desaparición voluntaria.

Por último, ayer, la fiscal Pollice dijo que se evaluaba la posibilidad de ofrecer una recompensa para aquellas personas que aportaran datos sobre el paradero de los Pomar y aseguró que los iban a seguir buscando sin límite temporal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.