Una escuela en el campo santiagueño. Cuando estudiar supone vencer muchos obstáculos