Agencias de seguridad. Custodios falsos, con armas de juguete