De la Sota, con planes de evacuación

(0)
8 de mayo de 2003  

CORDOBA.- "A nosotros no nos va a agarrar con los brazos caídos", dijo el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, para diferenciarse de su colega Carlos Reutemann, en relación con eventuales inundaciones en esta provincia. "Si en la zona alta del río Dulce llegara a haber una precipitación no prevista, aun para esa circunstancia tenemos planes para evacuar ordenadamente a la gente, para que no se pierdan vidas y para que las cosas se hagan como debe ser", aseguró, en declaraciones a la radio Cadena 3.

De la Sota, que está en campaña para su reelección en los comicios del 8 de junio, visitó la ciudad de Miramar, donde permanecen evacuadas unas 46 familias cuyas casas fueron inundadas por el desborde de la laguna mar Chiquita. Además, otras 30 familias estaban a punto de ser evacuadas. El mandatario dijo que la población fue reubicada en hoteles y cabañas arrendadas por el gobierno en Miramar.

En esta ciudad, un centenar de edificios quedó bajo el agua por la crecida de la laguna entre 1976 y 1977. De la Sota explicó que se están levantando defensas para preservar a la población y que el nivel de la laguna debería crecer unos 40 centímetros para superar las murallas.

Reveló que una asamblea de vecinos planteó el deseo de que en el futuro se analice la posibilidad de relocalizar a Miramar en una zona más alta, para evitar las cíclicas inundaciones de la Laguna, y señaló su respaldo a esa iniciativa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.