De testigo clave a imputado revelador