Deberán erradicar 3000 viviendas

Fueron construidas en zonas inundables del oeste de la ciudad; habrá que reubicar a 20.000 personas
(0)
15 de mayo de 2003  

SANTA FE.- La reconstrucción de la franja del extremo oeste de esta capital, que las aguas del río Salado mantienen inundada desde el 29 del mes último, incluirá la progresiva y definitiva erradicación de unas 3000 viviendas construidas en zonas inundables y la consecuente relocalización de unas 20.000 personas.

También se deberá redefinir el sistema de defensas -posiblemente sea conveniente dragar el río- y se tendrán que actualizar proyectos para una ciudad que creció con un mínimo respeto por el planeamiento y que generalmente desafió al río.

El desastre de hace dos semanas pudo haberse evitado si el gobierno -que entre 1993 y 1998 recibió 85 millones de dólares en préstamos del Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para obras de protección contra las inundaciones- hubiera destinado parte de esos fondos a regular el uso de tierras en las áreas inundables.

La tarea quedará ahora en manos de una "unidad ejecutora para la reconstrucción del área en emergencia y/o desastre", que también atenderá las necesidades de cerca de 30 poblaciones severamente castigadas de los departamentos del centro-norte santafecino, que integran la cuenca del mismo río. La creación del ente será aprobada hoy por la Legislatura. Podrá concretar expropiaciones, realizar contrataciones o llamar a licitaciones para las obras que se definan, además de administrar los fondos de ayuda internacional que se reciban.

Sólo cuando las aguas se retiren completamente -actualmente trabajan 32 bombas extractoras de gran potencia- se podrá encarar una primera evaluación para estimar los perjuicios estructurales de los inmuebles.

La precariedad de las construcciones en la zona más baja, alejada de la urbanización tradicional, indica que centenares de viviendas de ese tipo han sido arrastradas por la masa líquida que, en apenas 36 horas, demandó la evacuación de 150.000 personas.

El resto, que soportó el agua cubriendo toda la estructura edilicia durante un promedio de 15 días, será definido entre no habitables y de alto riesgo, lo que supone la relocalización de sus habitantes.

Pero existen dos grandes problemas por resolver: el necesario consenso para trasladar a las familias y el tiempo que demande definir la creación de planes habitacionales.

El primero de los temas es complejo, ya que la mayoría de las familias allí instaladas viven de labores no convencionales -preferentemente la recolección y selección de basura- y los lugares disponibles para su relocalización están situados al norte del municipio, a más de 80 cuadras de donde obtienen su sustento.

En cuanto al sistema defensivo, se proyecta extender el terraplén que hoy significa la avenida de circunvalación oeste, que actuaría como un anillo de contención del extremo noroeste de la ciudad.

Fútbol y autógrafos

  • Las máximas estrellas de los principales equipos de fútbol sumarán pasado mañana su aporte solidario a los inundados de Santa Fe jugando un partido, a las 14, en la cancha de Independiente, en Avellaneda. Para poder asistir, la Red Solidaria pide que cada espectador lleve un alimento no perecedero. Se aseguró que los jugadores firmarán autógrafos a sus fans durante todo el día.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.