Declararon los dos detenidos por el secuestro de Florencia Macri

(0)
19 de mayo de 2003  • 16:45

Los dos únicos detenidos por el secuestro de Florencia, la hija del empresario Franco Macri, se presentaron esta mañana ante la jueza federal María Servini de Cubría.

El principal sospechoso, Martín Ricardo Zidar, se negó a prestar declaración, mientras que Juan Pablo Butitta dijo ser "inocente", al ser indagado por la magistrada.

Según lo informado por la SIDE y la Policía Federal, estas dos personas estarían relacionadas con el delito.

Siempre según la versión oficial, Zidar, de 31 años, fue empleado de la ex automotriz de los Macri, Sevel, y ahora se halla en libertad condicional, luego de haber recibido una condena en 1999 por robo a mano armada de un automotor.

Los hombres de la SIDE que lo capturaron dejaron trascender que Zidar habría sido el "cerebro" de la organización, quien llevó adelante las llamadas extorsivas a los Macri y quien se habría quedado con el dinero que -al parecer- ahora se resistía a repartir.

Por ello, los investigadores se han centrado puntualmente por estas horas en rastrear los 800 mil dólares que Zidar habría escondido en alguna propiedad o en alguna institución, admitieron los voceros.

El otro detenido es un joven de 25 años, que trabajaba con su padre en una pinturería y que había recibido una "probation" por un delito menor. Según indicaron las fuentes, el joven fue arrestado a raíz de que su voz aparecería en las escuchas que involucran a Zidar, y ahora permanece incomunicado en una de las celdas de la división Delitos Complejos, en Cavia y Figueroa Alcorta, donde se concentra la pesquisa.

Los abogados del segundo detenido, Rodolfo Damboriana y Oscar Moyano, se mostraron sorprendidos por la vinculación del joven a este caso. "No es un santo, pero estuvimos hablando con los amigos y no saben nada de este tema. Es más, tenemos entendido que él repudiaba esta clase de delitos", aseguraron.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.