Defender la vida desde la concepción

Cynthia Hotton
(0)
1 de noviembre de 2011  

La Cámara de Diputados comienza hoy a debatir proyectos sobre el aborto en la Comisión de Legislación General, un tema controvertido en el que hay varias posiciones enfrentadas: un grupo que pretende despenalizarlo totalmente; otro grupo que aceptaría excepciones y, finalmente, estamos quienes defendemos la vida desde la concepción y hasta la muerte natural. Las opiniones entre los diferentes bloques se encuentran divididas, lo que refleja una pulseada entre quienes apuestan por la vida y quienes se quieren adjudicar el derecho a decidir sobre la vida de otra persona: el niño por nacer.

Lamentablemente, si reflexionamos sobre lo que implica el aborto libre hasta la semana número 12, como lo proponen los proyectos por tratarse en la Cámara baja, se estaría dando lugar a casos totalmente discriminatorios: por género, por mal formación o por su origen. Hoy en día, una mujer puede conocer a los tres meses de embarazo si el bebe es Down, si es hombre o si es mujer, por lo que resulta imposible corroborar que el sexo del bebe o alguna mal formación no sea la razón de un aborto. En este sentido, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa expresó su preocupación y aprobó la Resolución 1829 (2011), en la que recomienda a los países miembros legislar para prohibir la selección de sexo prenatal en el contexto de los abortos legales. Asimismo, se propuso hacer frente a la problemática de la eliminación sistemática de niñas antes del nacimiento como un fenómeno que se apoya en un clima de violencia contra las mujeres.

Algo que sorprende de los proyectos en debate es que por la excepción de haber sido gestado en un acto violento o por mal formación los niños podrían ser abortados hasta el noveno mes. Les pregunto a los médicos, que de esto entienden, ¿no están matando a un bebe?

Por otro lado, cuando estamos hablando de muertes maternas, el Ministerio de Salud afirma que en la Argentina hay alrededor de 400 muertes por año, según estadísticas de 2009. De éstas, 82 corresponden a abortos, sin estar discriminados en esta cifra si son abortos naturales, abortos inducidos o por embarazos ectópicos. En este sentido, uno de los compromisos de la Argentina para el milenio es la reducción total de la tasa de muerte materna. Está demostrado en países de la región que esta tasa se reduce con políticas de contención y que no existe correlación directa con la legalización del aborto.

La realidad demuestra que no hay interés en resolver el problema que tiene que ver con todas las muertes maternas, para lo cual hemos presentado varios proyectos que apuntan a mejorar el sistema de contención de estas mujeres. Sin embargo, hasta la fecha ninguno de ellos fue tratado. Mi compromiso sigue firme y voy a dar el debate. Defiendo la vida desde la concepción y hasta la muerte natural. La ciencia está de nuestro lado, ya se ha comprobado que existe vida desde la concepción.

La autora es diputada nacional por Valores para mi País.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?