Del gremio a la comuna

(0)
8 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Edgardo Di Dío, de 46 años, es un hombre acostumbrado a la lucha. Tras el último golpe militar, y cuando se vislumbraba la llegada de la democracia, una vez concluida la Guerra de las Malvinas, el hoy intendente de Lomas de Zamora comenzó a trabajar activamente en la política.

Desde la adolescencia, Di Dío abrazó la pasión por los números, por lo que a nadie sorprendió que años más tarde recibiera su título de profesor de matemáticas, que inicialmente ejerció en colegios secundarios, para pasar luego a dictar clases en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Lomas de Zamora.

En aquellos tiempos políticamente convulsionados nació Maximiliano y, dos años después, Mariano, segundo hijo de su primer matrimonio.

Di Dío también participó en el gremialismo docente. Durante años, marchas y manifestaciones lo tuvieron como protagonista.

Ya divorciado de su primera esposa, se casó en segundas nupcias. Tuvo otros dos hijos, hoy de 12 y 8 años, con quienes comparte su hogar en el centro de Lomas.

Aquel interés por los reclamos de su sector se convirtió rápidamente en el puente hacia su participación política activa. Surgido de la lista celeste de los docentes, hacia 1994 Di Dío comenzó a militar en el Frepaso, hasta llegar a su postulación como candidato a intendente de Lomas, por la Alianza, en los comicios de 1999. Contra todos los pronósticos, Di Dío triunfó por escaso margen sobre el ex intendente Bruno Tavano (PJ), que buscaba su reelección.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.