Denuncian que una maestra jardinera ató a una alumna

Cecilia Millones
(0)
27 de abril de 2012  

Una maestra del Jardín de Infantes Integral N° 1 Alfredo Palacios, situado en el barrio de Palermo, fue separada de manera preventiva de su cargo luego de que una madre denunciara que la docente había atado y amordazado a su hija de cuatro años delante de sus compañeros.

La separación de su cargo y la denuncia fueron confirmadas ayer por la directora de Educación Inicial del gobierno porteño, Marcela Goenaga, quien señaló que la docente será investigada administrativa y penalmente. A su vez, indicó que la maestra tiene una antigüedad de 15 años en la docencia y que no asiste al establecimiento desde el jueves de la semana pasada, tras solicitar una licencia médica luego de haber sido supervisada durante 48 horas por personal de orientación escolar del Ministerio de Educación porteño.

Este presunto hecho se desencadenó el lunes de la semana pasada, cuando Magdalena, quien envía a su hija al jardín situado en Uriarte 2237, escuchó el relato de la niña, el cual señalaba que "la señorita Virginia la puso en penitencia porque se había portado mal" y que tras atarla en una silla le puso un pañuelo en la boca "para que no hablara".

La madre agregó que al día siguiente se dirigió al establecimiento para dialogar con la maestra, pero ésta negó los hechos y los directivos del jardín le indicaron que su hija es "una nena muy imaginativa". Luego, la madre realizó una denuncia penal contra la maestra en la comisaría 23a.

"La maestra solicitó licencia médica, pero esto no invalida la separación de cargo. Si un sumario arroja un resultado positivo, la sanción para la docente puede ir, según la gravedad de los hechos, desde tres días de suspensión hasta la exoneración", señaló Goenaga.

"La docente tiene muchos años de experiencia, es una docente grande que viene de otra escuela. No tiene ningún hecho anterior en su legajo que pudiera dar cuenta de alguna situación de violencia, lo que no implica que se haga la investigación como corresponde", agregó.

Mientras tanto, una maestra suplente se encuentra al frente de la sala, a la que asisten 20 alumnos, y trabaja en la contención del grupo acompañada de un equipo de orientación escolar integrado por personal especializado del Ministerio de Educación de la ciudad.

Mónica García, directora suplente del jardín ratificó esta separación preventiva y agregó que ya se han instruido las actas correspondientes y el inicio de una prevención sumarial para investigar el hecho.

Asimismo, durante la mañana de ayer, varios padres de alumnos manifestaron su malestar por enterarse de este presunto episodio durante una reunión de padres, donde algunos de ellos coincidieron en que sus hijos habían relatado parte de este hecho en su casa.

"Los chicos tuvieron clase con ella durante dos días mientras los padres no habíamos sido informados de que esta denuncia existía", se quejó Martina, madre de una compañera de la niña, y agregó que varios padres no están llevando a los chicos al establecimiento hasta que se esclarezca el hecho.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.