Tensión por la vuelta de los manteros a la calle Florida

Dicen que van a resistir, pese al gran despliegue de la Policía Metropolitana de los últimos días; prometen sentada y escrache al Gobierno de la Ciudad
Cecilia Millones
(0)
12 de enero de 2012  

Hacía mucho tiempo que Florida no se veía como ayer. Y es que, en medio de un gran despliegue por parte de la Policía Metropolitana, y entre manifestaciones de protesta que incluyeron cortes de tránsito en las avenidas Corrientes y Córdoba, el centro de la ciudad vivió ayer una de sus jornadas más intensas desde noviembre pasado. Fue justamente en esa fecha cuando el conflicto entre manteros y comerciantes en esta tradicional calle porteña se agudizó y, un mes después, una ley de la ciudad reguló la venta ambulante en toda la Capital. Pero ayer, como nunca, la pelea entre los vendedores ambulantes y el gobierno local llegó a su pico máximo con el desalojo total de los manteros.

Sin embargo, esta mañana los manteros empezaron a volver a la peatonal. Prometen resistir, hacer una sentada y un escrache al gobierno de la Ciudad. "El gobierno quiere ver sangre, viene a reprimir y nosotros queremos trabajar", dice Julio, uno de los manteros presente en el lugar.

Por estas horas, en Florida al 500, se viven momentos de tensión entre manteros que piden volver a trabajar en la peatonal y empezaron a desplegar sus artpiculos, e inspectores del Gobierno de la Ciudad, con orden de desalojarlos.

Conflicto con historia

Muy temprano, desde las 6 de ayer, 120 agentes de la Metropolitana se apostaron en Florida desde Marcelo T. de Alvear hasta la avenida Rivadavia, anticipándose a la llegada de manteros y artesanos. El objetivo era asistir al operativo del Ministerio de Espacio Público de la ciudad de Buenos Aires, que busca liberar la calle Florida de la venta en la vía pública por parte de ambos grupos.

Mientras se desataban las primeras lluvias de la mañana, los 120 efectivos de la Metropolitana y los 30 inspectores de Espacio Público se ubicaron a lo largo de las 10 cuadras que componen la peatonal, donde en el transcurso de las horas se desataron dos manifestaciones: por un lado, la de los artesanos, que finalmente llegaron en la tarde de ayer a un acuerdo con la Ciudad (ver recuadro), y, por el otro, la de los manteros, que reclamaron poder trabajar en la peatonal y protestaron con una marcha por esta calle. Más tarde, dos grupos de manteros cortaron en forma simultánea las avenidas Corrientes y Córdoba. Mientras tanto, a lo largo y ancho de Florida no se realizó ningún tipo de venta. Allí, a diario suelen instalarse unos 700 puestos.

"No vamos a dejar que nadie se instale en la calle peatonal, estamos trabajando contra la venta ilegal y para todos aquellos que al caminar por la calle Florida están cansados de ver la venta ilegal frente a los locales", señaló a LA NACION Alex Campbell, de la Dirección General de Inspección del uso del Espacio Publico del gobierno de la ciudad. "Hemos solicitado el apoyo de la Metropolitana teniendo en cuenta lo que sucedió durante el último operativo." Esto último fue en referencia al lunes pasado, cuando durante un operativo de desalojo de manteros en Florida, se desencadenaron duros cruces entre vendedores ambulantes e inspectores.

En tanto, desde las 10 de ayer, unos 100 manteros llegaron a su habitual puesto en la peatonal para descubrir que allí les estaba prohibido desplegar sus paños. Ante este escenario, comenzaron a protestar a lo largo de toda Florida y, a las 15.15, cortaron el tránsito en la avenida Corrientes durante dos horas, donde con bombos y cornetas exigían un espacio para trabajar.

"Hay gente que no va a poder comer porque hoy no va a trabajar", expresó a LA NACION Javier Reategui, quien integra la agrupación Vendedores de la Ciudad Libres e Independientes, la cual señaló que repudia las mafias y defiende a todos los que trabajan dignamente en la calle. "La modificación del párrafo del artículo 83 recién entrará en vigor tras 120 días de su modificación, entonces la mera subsistencia todavía existe. Lo acepto que vengan cumplidos los 120 días; hoy, no", agregó.

El pasado 8 de diciembre se sancionó en la Legislatura porteña la ley que establece que no podrá ejercerse el comercio en la vía pública sin el correspondiente permiso, y a su vez entrará en vigor, a los 120 días de promulgada la ley, la modificación del artículo 83 del Código Contravencional, que anteriormente permitía la venta "de baratijas o artículos similares, artesanías y, en general, la venta de mera subsistencia que no implique una competencia desleal efectiva para con el comercio establecido". Fuentes de Espacio Público señalaron ayer a La Nacion que "la mera subsistencia habla de los artesanos que realizan actividades para vivir". Indicaron a su vez que no sólo están combatiendo la ocupación ilegal del espacio público, sino "la venta de mercadería ilegal o quienes venden y no pagan impuestos a las ganancias, como lo hacen quienes tienen un local".

Señalaron, además, que el operativo tanto con los inspectores como con la Metropolitana en la calle Florida será permanente "hasta que sea necesario". Hasta el momento está contemplado para los próximos 60 días, con 100 policías de la Metropolitana y 30 de la Guardia de Infantería. Se realizarán también guardias nocturnas.

Por su parte, los vendedores ambulantes aseguraron que continuarán con la protesta.

Más información

- Avenida Córdoba, la frontera que divide a los manteros de Florida

- Florida, entre el brillo y la decandencia

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.