Desbaratan una red de desarmaderos

Hay 16 detenidos y secuestran 1276 autos; uno de los galpones está a dos cuadras de los Tribunales de Lomas de Zamora
Pablo Morosi
(0)
15 de mayo de 2003  

LA PLATA.- Después de cuarenta y cinco días de seguimientos, que incluyeron escuchas telefónicas y más de un año de investigación, la Justicia y la policía lograron desarticular ayer, tras una serie de siete allanamientos realizados en Lomas de Zamora, Banfield y Lanús, a una banda dedicada al robo y comercialización ilegal de autopartes en el conurbano bonaerense.

En uno de los procedimientos fueron detenidos los dos presuntos cabecillas de la organización delictiva que, según la policía, incluye una cadena de desarmaderos y locales de ventas de repuestos, además de conexiones con ladrones de autos, reducidores y falsificadores de documentación.

Las fuentes policiales agregaron que, durante los allanamientos fueron detenidas 16 personas que quedaron a disposición del juez de Garantías de La Matanza, Raúl Alí.

Uno de los presuntos cabecillas detenidos fue identificado por la policía como Hugo Kosoruk. Mientras que el otro presunto jefe de la banda sería Osvaldo Ricardo Damián Lettieri, un empresario de 36 años que vive en el barrio porteño de Belgrano.

Un galpón de tres pisos

Según las mismas fuentes de la investigación, Lettieri posee como pantalla de su actividad ilegal cuatro casas de ropa masculina, un restaurante en Puerto Madero y una cadena de heladerías instaladas en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires.

Lettieri fue apresado ayer cuando llegó, en su camioneta 4x4 Mitsubishi al local situado en Camino Negro N° 1967, un galpón de tres pisos repletos de autopartes y que sólo lo separan dos cuadras de los Tribunales de Lomas de Zamoras.

Allí, entre las 15 y las 17, el empresario concurría a buscar la recaudación diaria. Los policías lo habían seguido y filmado durante 45 días.

"Cayó, cayó El Heredero", confirmó eufórico a sus superiores el titular de la Dirección de Prevención de Delitos contra la Propiedad Automotor, comisario inspector Rubén Seisdedos.

Al mencionar a El Heredero, Seisdedos se refería a Lettieri, sospechado de heredar el negocio creado por Elvio Fernández, quien se hacía llamar como "El rey del corte", porque se jactaba tener una organización que desarmaba un vehículo robado en menos de cuarenta minutos.

Uno de los funcionarios provinciales que se comunicó con Seisdedos fue el ministro de Seguridad bonaerense, Juan Pablo Cafiero, que al anochecer llegó al lugar acompañado con el jefe de la policía, comisario general Alberto Sobrado. "Se trata del operativo más importante en la historia de la policía", destacó Cafiero y consideró que "hemos asestado un durísimo golpe".

Un año de investigación

El expediente judicial que derivó en los procedimientos y detenciones de ayer, fue iniciada hace un año por el fiscal Sergio Antín, titular de la Unidad Funcional de Investigaciones N° 3 de La Matanza. Antín actuó de oficio preocupado por el aumento desmedido en los casos de robos de autos en la zona de Ramos Mejía y San Justo.

Durante la pesquisa hubo 76 horas de filmación y 623 horas de escuchas telefónicas. En las escuchas, se habrían detectado cruces de llamadas entre Lettieri y el detenido Fernández, o conocido como "El rey del corte". Fernández lideraba una banda que operaba en el sur del Gran Buenos Aires y cayó preso junto a otras 50 personas, en abril de 2002.

Las vinculaciones entre ambas organizaciones llevaron a bautizar los allanamientos de ayer como "operativo heredero".

La causa ya tenía cuatro detenidos de varios allanamientos realizados en octubre último. En uno de esos operativos, la dimensión del local era tal que la policía demoró 35 días para hacer el inventario de las autopartes secuestradas.

En diálogo con LA NACION, el comisario Seisdedos dijo que el valor de los 1276 coches cortados y de los cientos de miles de autopartes y repuestos secuestrados ayer sería de alrededor de veinte millones de pesos.

Otras fuentes de la investigación calcularon que la organización desbaratada desguazaba entre 300 y 400 autos por semana y revelaron que, hace un año, la banda compró un desarmadero en funcionamiento en San Justo, por el que habría pagado 250.000 dólares.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.