Descalzo separó a los acusados

(0)
28 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- El flamante ministro de Seguridad bonaerense, Alberto Descalzo, separó de la policía a los ocho uniformados -cinco de los cuales están presos- imputados por la privación ilegítima de la libertad y el posterior doble homicidio de Gastón "Monito" Galván, de 14 años, y Miguel "Piti" Burgos, de 16.

Para iniciar los sumarios, se basó en el inciso 7° del artículo 59 de la ley policial, que establece sanciones para aquellos que cometan "actos que afecten el prestigio de la institución o la dignidad del funcionario".

El ex intendente de Ituzaingó dijo que todos los efectivos de la fuerza provincial debieron "manejarse dentro de lo que marca la ley". Y reiteró que continuará "con la depuración de la policía", iniciada por su antecesor, Juan José Alvarez.

Descalzo hizo hincapié en que era fundamental esta corrección para lograr que la gente se sienta segura en las calles. Para ello, además de sancionar a los numerarios que estén vinculados con casos de corrupción, torturas u homicidios, el ministro anunció que realizará programas de capacitación y promoverá la participación por medio de los foros vecinales para la prevención del delito. Insistió en que no quiere una policía dura, aunque dijo que eso no significa que deba ser blanda.

La interventora en el Consejo Provincial del Menor, Irma Lima, opinó: "Es bueno que se vea el escarmiento y que estos policías vayan presos para que se sepa que no se puede actuar con impunidad. Ahora se van a cuidar un poco".

La ex jueza consideró posible que la policía haya matado a los menores, "porque muchos creen que el uniforme otorga impunidad. También pueden influir el bajo salario y la falta de capacitación. Hoy, no todos los policías pueden llevar una nueve milímetros en la cintura", dijo.

Lima agregó que ayer se trasladó a institutos a los menores alojados en comisarías. "Teníamos más de 100, y ayer quedaron 48 chicos en comisarías. Seguiremos hasta que no quede ninguno. De todas formas, aunque estén presos allí, esto no autoriza a los policías a torturarlos o matarlos", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.