Despidieron al joven asesinado por una patota