Después de 44 días, Piparo dejó el hospital