Detienen a dos sospechosos por el caso Macri

Gustavo Carabajal
(0)
17 de mayo de 2003  

La policía detuvo ayer en Morón y en la Capital a dos delincuentes sospechados de integrar la banda que, el 29 de abril último, secuestró a Florencia, la hija menor del empresario Franco Macri.

Entre los detenidos figura el jefe de la banda, que se encargó de negociar con la familia Macri el pago del dinero para liberar a la joven y cobró los 750.000 dólares del rescate en el Club Hípico de Hurlingham, según informaron la jueza federal María Servini de Cubría y la Policía Federal.

Se trata de un ex empleado de Sevel -una de las empresas del grupo Macri- que, en 1999, había sido condenado a cinco años de prisión por robar un automóvil a mano armada y que en la actualidad estaba en libertad condicional. Fuentes judiciales y policiales identificaron al presunto cabecilla de la banda como Martín Ricardo Zidar, de 32 años, quien en noviembre último había salido de la cárcel de Villa Devoto.

Zidar fue detenido ayer por la mañana, cuando viajaba en un remise, en la esquina de las calles Santa Fe y Córdoba, en Morón.

En cambio, las fuentes no identificaron al segundo detenido. Sólo señalaron que se trata de un muchacho de 25 años, capturado anoche durante el allanamiento realizado en un departamento situado en la calle Echeandía, en el barrio porteño de Mataderos.

Al cierre de esta edición, los investigadores no habían determinado el grado de participación de este sospechoso en el secuestro de la hija de Franco Macri.

Anoche, los efectivos del Departamento Delitos Complejos de la Policía Federal realizaron otros diez allanamientos en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano con el fin de detener a los otros integrantes de la banda.

Allanamiento en la Capital

Uno de los domicilios que la policía allanó anoche era un departamento situado en la esquina de José María Moreno y Salas, en la Capital, donde vive el padre del muchacho detenido. Aparentemente, los investigadores buscaban allí el dinero del rescate.

El comisario inspector Carlos Sablich, jefe de la mencionada dependencia, aseguró que la banda que secuestró a la hija menor del titular de Socma está formada por cuatro delincuentes que "no son policías ni pertenecen a la llamada mano de obra desocupada", según el jefe policial.

Mauricio Macri, uno de los hermano de Florencia, había sido secuestrado el 24 de agosto de 1991, cuando llegaba a su casa de Palermo. Fue liberado doce días más tarde, luego de que su padre pagó 6.000.000 de dólares de rescate.

En aquella época, una investigación encarada por la División Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal, en la que intervino el propio Sablich, que por entonces era subcomisario, determinó que Mauricio Macri fue secuestrado por una organización integrada por diez policías, un ex militar y un civil. Aquélla pasó a la historia negra del delito como "La banda de los comisarios".

"Los secuestradores de la señorita Macri fueron cuatro malvivientes comunes que durante más de un mes se pararon en la puerta de la facultad donde estudia la joven y la siguieron. Para tal fin contaron con las fotografías que se publicaron últimamente en varias revistas de actualidad. No obstante, no podemos descartar todavía la existencia de un entregador y si estos delincuentes pagaron por el secuestro llave en mano", explicó la jueza Servini de Cubría.

Florencia Macri había sido secuestrada el 29 de abril último, cuando salía de la facultad donde estudia cine, en el barrio porteño de San Telmo.

En principio, los secuestradores exigieron 1.500.000 dólares para liberar sana y salva a la joven. Seis días después, su padre pagó 750.000 dólares de rescate. Gianfranco, uno de los hermanos de Florencia, llevó el dinero hasta un descampado adyacente al Club Hípico San Jorge, en Hurlingham. Hasta allí, según la policía, fue Zidar a recoger el bolso con el dinero.

"Históricamente el que hace los llamados y cobra el rescate es el jefe de la banda", dijo el comisario Sablich, al referirse a sus sospechas respecto de Zidar.

El comisario confirmó que hasta anoche no habían recuperado el dinero pagado como rescate por Florencia Macri. "No fue hallada por el momento ninguna suma de dinero. Creemos que el detenido lo pudo haber depositado en alguna institución o guardado en algún lugar", dijo el jefe policial.

Según Sablich, la voz de Zidar sería la misma que aparece en todas las llamadas telefónicas en las que se negoció el pago del rescate.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.