Detienen a un defensor de Grassi

(0)
15 de mayo de 2003  

El abogado Miguel Angel Pierri fue detenido ayer en una causa relacionada con el sacerdote Julio César Grassi en la que la Justicia ordenó indagar a dos jueces de menores de Morón y a un secretario de uno de esos juzgados.

Pierri fue detenido tras un allanamiento en su casa y en su estudio por orden del juez Alfredo Meade porque supuestamente instigó a Ezequiel, uno de los menores que acusaban a Grassi de corrupción de menores, a que cambiara su testimonio. La Justicia le reprocha que al mismo tiempo que era defensor del sacerdote se constituyera como representante de la madre de Ezequiel.

A su vez, se le imputa haber comunicado a la prensa la declaración de Ezequiel y de los delitos de los que se acusa a Grassi, dijo a LA NACION el fiscal de Cámara de Morón, Federico Nieva Woodgate.

En la causa que investiga el fiscal José Miguel de los Santos se ordenó, además, la declaración como sospechosos de los jueces de menores de Morón Ricardo Oyama y María Cristina Landolfi y del secretario de uno de los tribunales, Carlos Enríquez. En caso de que prospere un jury de enjuiciamiento contra ellos, se los llevará a juicio, dijo el fiscal de Cámara.

Pierri, un abogado de gran exposición mediática, que hasta se adjudicó falsamente ser defensor de Carlos Menem cuando estuvo preso, difícilmente sea excarcelado, pues tiene una condena de dos años y medio de prisión en suspenso por tentativa de extorsión, según informó el fiscal Nieva Woodgate.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.