Detienen a una mujer por el crimen del padre de una fiscal

Mantenía un romance con la víctima; hay otra detenida
(0)
20 de mayo de 2003  

Una mujer de 43 años, que mantenía una relación sentimental con Carlos Fernández, el padre de una fiscal de Lomas de Zamora, asesinado el 16 de abril último de un tiro en la cabeza y cuyo cuerpo apareció en su camioneta incendiada en Ingeniero Maschwitz, fue detenida por el crimen. Además fue arrestada otra mujer, de 60 años, acusada de encubrirla.

Los investigadores sospechan que el homicidio, según esta hipótesis, pudo haber tenido un móvil pasional o económico y descartaron que tenga relación con el trabajo de la fiscal Verónica Fernández Zagari, que investiga a una red de desarmaderos clandestinos en el conurbano.

La fiscal de Campana Irene Molinari dijo a LA NACION que la detenida es Alejandra Brid, que mantenía un romance con Fernández, que se dedicaba a la venta de seguros. Además fue detenida Trauder Eicher, de 60 años, una mujer de ascendencia alemana empleada de Brid en una librería y quiosco de Olivos.

Fernández carga con una historia trágica, pues su esposa Sara Genone, de 59 años, había sido asesinada en marzo de 2002 en su casa de Castelar en un crimen aún impune que, se sospecha, está vinculado con disputas económicas familiares.

La muerte esta vez cayó sobre el productor de seguros. Su camioneta apareció incendiada el 16 de abril último en un descampado de Ingeniero Maschwitz. En el baúl estaba su cuerpo, con un disparo en la cabeza, realizado con una pistola calibre 9 milímetros o un revólver calibre 38. Tenía el rostro cubierto con un género y el vehículo no tenía patente para dificultar la identificación de la víctima.

La mujer había declarado que la última vez que vio con vida a Fernández fue el miércoles a mediodía y que luego se comunicó con él a su celular a las 19. Esa noche, aparecería muerto.

Pero una comisión policial especial nombrada por el ministro de Seguridad bonaerense Juan Pablo Cafiero, la comisaría Maschwitz y la fiscal hallaron dos testigos que vieron la camioneta azul de la víctima estacionada frente a la casa de la detenida en Olivos.

Uno de esos testigos es un remisero y el otro un electricista. El primero la acercó a su casa y el segundo le cargó la batería del vehículo que estaba agotada. La sospechosa, según la fiscal, le relató al electricista que esa tarde pensaba manejar hasta Ingeniero Maschwitz.

La Justicia cree que Fernández para entonces ya estaba muerto. Otro indicio que llevó al arresto de Brid, dijo la fiscal, es la ubicación del celular de la víctima en los mismos lugares donde estuvo la mujer arrestada.

En la casa de Eicher, según la fiscal, se encontraron joyas que podrían haber pertenecido a Sara Genone.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.