Diabetes, una amenaza cada vez más frecuente para el corazón

La diabetes se convirtió en una epidemia por su gran crecimiento en las últimas décadas
La diabetes se convirtió en una epidemia por su gran crecimiento en las últimas décadas
Silenciosa y amenazante, la diabetes es una enfermedad crónica, no curable, pero sí tratable, que avanza a paso firme en el comienzo del siglo XXI
Víctor Ingrassia
(0)
14 de noviembre de 2015  • 20:21

Tanto en el cuerpo humano, donde sólo el 50 por ciento de los enfermos saben que la padecen, como también a nivel global, donde hoy ya es una epidemia que afecta a 382 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en 20 años alcanzará a casi 600 millones.

Hoy 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, y desde la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) adhieren a la fecha motivando la toma de conciencia sobre esta enfermedad de gran impacto para la salud del corazón, por lo que la educación resulta fundamental a la hora de llegar a un diagnóstico a tiempo que habilite tomar medidas que permitan controlarla.

Constituye una amenaza cada vez más frecuente para el corazón, dado que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en personas con diabetes. Ello ocurre ya que los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre que caracterizan a esta enfermedad afectan al corazón y a los vasos sanguíneos, causando complicaciones potencialmente fatales como la enfermedad arterial coronaria y arterial cerebral que llevan al infarto y al accidente cerebrovascular (ACV) respectivamente.

Algunos diabéticos deben inyectarse insulina para llevar adelante sus vidas
Algunos diabéticos deben inyectarse insulina para llevar adelante sus vidas

"Entre el 50 y 80 por ciento de los pacientes diabéticos muere a causa de las enfermedades colaterales que van apareciendo. Asimismo, para 2030 prevé que se duplicarán las muertes cardiovasculares por diabetes ya que esta enfermedad se asocia íntimamente con la obesidad y el sedentarismo, las cuales se han convertido en verdaderas epidemias del mundo occidental", explicó el doctor Álvaro Sosa Liprandi, de la FCA.

Y agregó: "En la Argentina, la diabetes es una enfermedad muy frecuente. Según la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, del año 2013, 1 de cada 10 adultos es diabético. Estas cifras demuestran la prevalencia de la enfermedad y su impacto en la salud pública".

"Pero, más alarmantes aún son los datos de obesidad, que demuestran que 2 de cada 10 adultos son obesos. Si a esto le sumamos el sobrepeso, llegamos a la conclusión de que el 57% de los argentinos tiene exceso de peso, lo que constituye una verdadera amenaza ya que junto al sedentarismo, son los factores de riesgo más importantes de la Diabetes tipo 2", concluyó el experto.

Diabetes con eventos coronarios

El doctor Hugo Sanabria, jefe de la Unidad de Diabetes del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA) también alertó a la población sobre el crecimiento de esta enfermedad "altamente prevalente en el país", donde 3 de cada 10 pacientes que sufren un evento coronario agudo tienen diabetes.

"A su vez la diabetes sigue siendo la primera causa de ingreso a diálisis por deterioro de la función renal, una de las causas más frecuentes de ceguera en adultos y es responsable de amputaciones no traumáticas de miembros inferiores por alterar tanto la sensibilidad como la irrigación de las mismas", agregó el especialista, que recalcó la importancia de una detección precoz de la enfermedad y un adecuado control de la misma", recalcó Sanabria.

El doctor Carlos Reguera, cardiólogo y jefe del Área de Medicina Preventiva en el Instituto de Neurociencia de Buenos Aires (Ineba), afirmó que aunque la enfermedad puede cursar asintomática, podría presentar síntomas que orienten a su diagnóstico, como ser poliuria (orinar mucho), polidipsia (tomar mucha agua), polifagia (comer mucho) y pérdida de peso.

"Dentro de los factores que predisponen el desarrollo de diabetes se encuentran la edad, el sobrepeso, la obesidad, el sedentarismo, los antecedentes familiares de padre, madre o hermanos con diabetes, uso de medicamentos como corticoides, mala alimentación, la hipertensión, el colesterol alto, entre otros", enumeró Reguera.

Y concluyó: "Si el paciente tiene dudas sobre las indicaciones médicas, no debe tener vergüenza en preguntarle al médico todo lo que sea necesario. La educación es parte del tratamiento. A su vez, el seguimiento y control de la enfermedad debe ser guiado por un equipo multidisciplinario, conformado por un diabetólogo, un nutricionista y un cardiólogo. Esto permitirá tener controlada la diabetes y evitar posibles complicaciones. Quien padece diabetes debe cuidar todos sus factores de riesgo, sobre todo la hipertensión arterial, el colesterol alto y el tabaquismo, ya que aumenta de manera considerable la probabilidad de presentar un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebrovascular".

Fuente: Archivo

Tipos de diabetes

"Considerada hoy una enfermedad crónica no transmisible, no curable, pero sí tratable, la diabetes fue calificada como una epidemia mundial por la OMS, y se presenta en dos formas clínicas", explicó a LA NACION el doctor Claudio González, director médico de MSD Argentina.

Diabetes Tipo 1: empieza en la niñez, alrededor de los 8 o 9 años. Quienes no reciben insulina, pueden morir rápidamente, ya que el organismo se descompensa agudamente y puede entrar en coma diabético. Dentro del cuerpo, hay una destrucción de las células beta por parte de su sistema inmunológico, por lo que el organismo destruye las células que producen la insulina. Estos pacientes son los más cuidados y los que me más se cuidan, ya que si no reciben insulina, pueden perder la vida en poco tiempo. Generalmente tienen una alta expectativa de vida.

Diabetes Tipo 2: se trata del 90 al 95% de todos los diabéticos a partir de los 45 o 50 años. Padecen de insulinoresistencia. No tiene la necesaria insulina o no la secretan de manera correcta. Es decir, tienen un déficit que en la secreción de insulina. Tienen insulina, a diferencia del que padece DT1. Necesitan segregar más insulina para producir en el organismo el mismo efecto que una persona que no padece insulinoresistencia. De prevalencia en personas con exceso de peso, el cuerpo comienza a engordar y a tener menos efecto de la insulina.

"Hoy, el 80% de las personas gordas son insulinoresistentes pero no son diabéticas. Pero si tenés la genética y se suman alteraciones diversas (tabaquismo, mala alimentación y sedentarismo, entre otros) llega un momento en que el organismo fracasa y las células beta no pueden producir insulina o la suficiente, o no se segrega de forma correcta, esa resistencia no a va ser superada y el azúcar va a subir en sangre y te convertís en un diabético", aclaró el doctor González.

Cifras que asustan

Actualmente existen 382 millones de personas en todo el mundo que viven con diabetes. La OMS la proyecta como la séptima causa de muerte para el 2030. Solo en América Latina 24 millones de personas padecen diabetes y se prevee que esta cifra aumente en un 60% para el 2035. La Argentina se encuentra en el tercer grupo de prevalencia en diabetes tipo 2 dentro de los países en América Latina (prevalencia del 6%).

Por sus características sintomatológicas, la diabetes suele diagnosticarse tardíamente y entre un 30% y 50% de los pacientes desconocen su problema durante años, por lo que la prevalencia de complicaciones es alta. De los pacientes diagnosticados, alrededor del 50% recibe tratamiento adecuado, y de los que reciben tratamiento, solo un 50% alcanza los niveles recomendados de control de glucemia.

Nuevos medicamentos para el corazón

Este año, fueron aprobados en la Argentina por la ANMAT y en el mundo por varias autoridades médicas referentes, drogas que para el tratamiento antidiabético que reduce significativamente la mortalidad causada por enfermedad cardiovascular.

Crédito: BI

Son los llamados inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2) en las drogas empagliflozina, canagliflozina y dapagliflozina. Funcionan haciendo que los riñones expulsen azúcar de la sangre a través de la orina.

"Hasta la fecha, ninguna medicación para la diabetes se había asociado, por sí sola, a una reducción de la mortalidad. En el estudio EMPA-REG OUTCOME, la empagliflozina demostró su capacidad para evitar una de cada tres muertes cardiovasculares", destacó el investigador principal del estudio, el doctor Bernard Zinman, director del Centro de Diabetes del Hospital Mount Sinai.

El doctor Diego Aizenberg, director del Centro Médico Viamonte, fue uno de los principales investigadores de Sudamérica que participó del estudio: "Tanto en el tratamiento de la diabetes como en la práctica clínica, creo que es muy importante el impacto del estudio y va a aumentar la tendencia a usar esta droga en pacientes diabéticos con eventos cardiovasculares previos".

También se destacó el uso de la canagliflozina en estudios clínicos de Fase III para el control adecuado y sostenido de la glucosa en la sangre y estuvo asociada al beneficio adicional de la reducción del peso corporal y de la presión arterial.

El doctor Enrique Caballero, investigador clínico en el Centro de Diabetes Joslin en Boston, EE.UU., explicó a LA NACION que estos inhibidores SGLT2 redireccionan el azúcar y glucosa que se pierde en los riñones y vuelven al torrente sanguíneo, para terminar eliminando ese excedente por la orina.

"Son medicamentos orales de una toma al día, con casi ningún efecto secundario (salvo infecciones genitales que se dan en una de cada 20 pacientes), que realmente ayudan a bajar la mortalidad por eventos cardiovasculares en personas diabéticas", afirmó Caballero, también director de Latino Diabetes Initiative.

"Hay muchas personas con diabetes tipo 2 y no saben que tienen diabetes, por lo que es importante ir al médico para saber si hay factores de riesgo, si hay diabetes gestacional, si existe una condición de prediabetes", concluyó el investigador.

Diabetes y embarazo

Existe un tipo de diabetes que se manifiesta durante el embarazo o inmediatamente después. Se trata de la diabetes gestacional, que ocurre cuando una persona manifiesta una alteración del metabolismo en el embarazo.

"La madre no puede controlar su azúcar y se la entrega en altas dosis al feto. Pero su insulina no pasa la placenta, por lo nunca llega al bebe. Entonces, el bebe debe producir insulina en su páncreas para contrarrestar esa gran cantidad de azúcar que recibe. Al segregar insulina, que es la hormona de crecimiento más importante en el organismo (es la única hormona que hace crecer la grasa, ya que no se puede tener grasa sin insulina), el feto comienza a crecer y a aumentar de peso rápidamente", explicó el doctor Claudio González.

En estos casos la madre debe estar sometida a un plan alimentario o dieta controlada y rica en nutrientes, que tenga una curva de crecimiento razonable del peso. "Pero cuando la diabetes desaparece, no significa que la mujer sea sana, ya que dentro de los próximos 20 años que siguen probablemente manifieste diabetes. Lo que hizo el bebe es mostrar una alteración en el cuerpo que no fue detectada antes pero permanece latente. Hay que tratarla porque es causa de mortalidad perinatal y de mortalidad infantil, en casos de chicos que pesen más de 4 kilos", advirtió González.

"Pero si el bebe nace bien y hasta de menos de cuatro kilos de una madre con diabetes gestacional, muchas veces los médicos nos ponemos contentos y no le advertimos a la mamá que debe controlar de ahora en más la ingesta de azúcar y realizar más ejercicio. Una persona que deja la vida sedentaria y realiza actividad física tiene muy altas chances de limitar la aparición de la diabetes. Y de aparecer, será menos intensa que alguien que no hizo ejercicio", concluyó el experto.

La doctora María Gilligan, endocrinóloga de Halitus Instituto Médico explicó que toda alteración de la glucosa que se diagnostica durante el embarazo se denomina diabetes gestacional y esto es independiente de si era una diabetes previa que no fue diagnosticada o si persiste post nacimiento.

"En el embarazo hay modificaciones hormonales que van reduciendo paulatinamente la sensibilidad a la insulina. Si bien la diabetes gestacional puede aparecer en cualquier momento del embarazo, es más frecuente en la semana 26 a 32", afirmó Gilligan.

Y agregó: "Puede detectarse con una glucemia en ayunas, que se solicita a toda embarazada en el primer control o se puede diagnosticar a raíz de una Prueba de tolerancia oral a la glucosa, que se hace de rutina en la semana 24-28. Si esta prueba es normal pero la paciente tiene factores de riesgo para el desarrollo de Diabetes Gestacional debe repetirse entre la semana 31 y 33".

Recomendaciones para evitar su aparición

  • Evitar el sobrepeso, la obesidad y el sedentario (el ejercicio no solo ayuda a quemar calorías, sino que favorece la acción de la insulina)
  • Mejorar la alimentación incrementando la ingesta de frutas, verduras y pescado. Se recomiendan cinco porciones de verdura o fruta al día, usar aceite de oliva evitar la ingesta en exceso de azúcares
  • Mantener un peso adecuado, el índice de masa corporal correcto es entre 20 a 25 (kg/m²)

Actividades

1- Las Estaciones Saludables invitan a cuidarse y controlar su salud. Durante noviembre, los vecinos de CABA pueden controlar su nivel de azúcar en sangre y fomentar así la detección temprana de esta enfermedad. Pueden acercarse con al menos dos horas de ayuno a cualquiera de las 40 Estaciones Saludables y en pocos minutos se controlarán la glucemia mediante un rápido método.

Como todos los meses, el equipo de nutricionistas de las Estaciones Saludables fijas ofrecerá charlas gratuitas donde compartirán cuales son los hábitos saludables para prevenir y controlar la enfermedad y qué es importante tener en cuenta al momento de alimentarnos. Para conocer días y horarios ingresá aquí

2- Jornadas en Fundación Favaloro. En el marco del Día Mundial de la Diabetes, la Fundación Favaloro realizará una Jornada de Concientización sobre la enfermedad que afecta a 1 de cada 10 argentinos mayores de 20 años, y sólo la mitad lo sabe. El lunes 16 de noviembre se realizarán mediciones gratuitas de azúcar en sangre y se brindará información acerca de la prevención y control de la diabetes en el hall del Hospital Universitario (Av. Belgrano 1746), entre las 9.00 y las 13.00.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.