Dice que lo echó la CNC por ser fiscal de Macri

La denunció por discriminación
(0)
18 de septiembre de 2003  

El abogado Miguel Angel Marsili denunció que la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) canceló el contrato que lo unía al organismo como asesor, al día siguiente de que el letrado actuara como fiscal para el partido de Mauricio Macri, durante el ballottage en la Capital. Presuntamente, según acusó el afectado, la desvinculación obedeció a "pensar distinto que el Estado", en referencia al respaldo que Néstor Kirchner brindó a Aníbal Ibarra para la elección porteña.

Sin embargo, voceros de la CNC negaron a LA NACION que Marsili hubiera sido despedido. "No se rescindió ningún contrato; no existió acto administrativo en ese sentido. No entendemos por qué el doctor Marsili difundió esa versión. Pero, de hecho, ayer (por anteayer) no vino a trabajar", sostuvieron las fuentes.

El letrado narró una historia diferente. "El lunes llegué y, por intermedio de la gerente de Recursos Humanos, Alejandra Guasasco, me comunicaron que el interventor, Fulvio Madaro, había decidido que finalizaba mi contrato y que la CNC prescindía de mis servicios desde ayer (por anteayer). Por eso, ya no fui al organismo", explicó Marsili.

"Guasasco -agregó- me respondió que no existían motivos para el cese. Pero más tarde me enteré de que la razón era el malestar provocado por mi presencia, el domingo, en el comando de campaña de Compromiso para el Cambio. Me habían visto en un video televisivo." El abogado interpretó la desmentida de la comisión como "una maniobra" para desacreditar sus dichos. "Pero sucedió tal cual yo lo digo -continuó-. Ayer (por anteayer) envié una carta documento a la CNC para expresarle que me notifico formalmente de la comunicación verbal que me hicieron el lunes."

Denuncias

Previamente, Marsili -de 55 años- recordó que es especialista en telecomunicaciones, y que estuvo vinculado al organismo desde 1993, por un contrato gestionado por medio de la Universidad de Buenos Aires (UBA). "Soy asesor desde el año último; me nombró el entonces interventor Adolfo Italiano", explicó a La nacion.

Marsili también envió ayer una denuncia al Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (Inadi) porque considera que lo despidieron por pertenecer a un partido de distinto signo político que el del gobierno nacional. "Un país no funciona cuando al que piensa distinto se lo aleja de la función pública", se quejó.

Además, presentó el caso ante la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de la Nación. Voceros del Inadi y de la secretaría explicaron que los escritos aún no habían sido elevados para su análisis en las áreas correspondientes.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?