Dicen que se encontró algún rastro de sangre en la casa allanada por el triple crimen

El fiscal Bidone aseguró, además, que cree que hay más involucrados en la causa; "Estamos detrás de una organización mucho más importante", agregó; Aníbal Fernández negó conocer a Lanatta
(0)
22 de diciembre de 2009  • 18:28

El fiscal que tiene a su cargo la causa por el triple crimen de General Rodríguez, Juan Bidone, afirmó que durante el allanamiento de ayer en la casa donde presuntamente estuvieron secuestrados los tres empresarios se encontraron "pruebas de sangre"´y sostuvo además que la "investigación continuará" porque el homicidio "no pudieron haberlo hecho solamente cuatro personas".

"Estamos hablando de una organización mucho más importante. Hay más eslabones en la cadena de esta organización", dijo el fiscal en declaraciones a TN.

En esto coincidió el abogado de las familias de las víctimas, Miguel Angel Pierri, quien dijo hoy en conferencia de prensa que "hay por lo menos uno o dos personas más que deberían ser investigadas como autores intelectuales". Además, reiteró que aún queda entender porqué Ferron y Bina corrieron esa suerte dado que "el objeto del asesinato era Forza".

El abogado dijo que le pidió al fiscal que se investigue en profundidad la casa allanada ayer, ubicada en la calle Videla, dado que le sorprendió "las características de ciertos sectores de la casa".

Pierri indicó además que la pareja del testigo Marcos se comunicó con él esta mañana. Por la muerte del jóven, que aportó información fundamental para las detenciones concretadas ayer y apareció atropellado por un tren hace quince días, se creó un legajo reservado , ante las sospechas de que no haya sido un suicidio como se informó oficialmente.

En la jornada de hoy indagará a los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci. Minutos antes de su declaracion, el abogado defensor aseguró que sus clientes son inocentes y evaluó que "la investigación parte de un error". Además, detalló que uno de los Schillaci tiene un taller mecánico y que el otro se dedica a la compra y venta de autos.

Anoche fue el turno de Martín Lanatta, un militante del justicialismo de Quilmes que actuó como asesor externo del Registro Nacional de Armas (Renar), quien también está sospechado de ser uno de los autores intelectuales y materiales del asesinato de los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

Fuentes judiciales informaron que Lanatta proclamó su inocencia, aunque admitió contactos con Forza.

Respecto a las versiones que lo relacionan al Poder Ejecutivo, particularmente con el jefe de Gabinete y con algunos dirigentes de Quilmes, Bidone dijo hoy que en la causa no tiene acreditado "ningún vínculo político de ese detenido con el Gobierno Nacional".

Por su parte, Aníbal Fernández, en diálogo con radio Continental, negó tener vínculo con el detenido al "jurar" por sus "hijos" que no conoce al "personaje", quien, aseguró, nunca trabajó para él.

Bidone dijo respecto a esa declaración que resulta natural que se haya declarado inocente y



Video


En el marco de diez operativos realizados por la Dirección de Operaciones Judiciales de la Gendarmería y la Dirección de Delitos Complejos de la policía bonaerense realizados ayer fueron apresados Víctor y Marcelo Schilacci.

Los hermanos Schilacci, que viven en Berazategui y Ranelagh, son viejos conocidos de la Justicia en Quilmes. Fueron acusados por una serie de secuestros exprés. También fueron investigados por su presunta vinculación con el secuestro del empresario Leonardo Bergara.

En tanto, Cristian Lanatta, hermano de Martín y dueño de la casa de Videla 631 allanada ayer, que sería el lugar donde fueron asesinados Forza, Ferrón y Bina, sumó un nuevo proceso en su contra pues ya está preso en el penal de Sierra Chica por un robo agravado por el uso de armas que habría cometido en Bolívar.

"Depende de cómo sea levantada la muestra se podrá verificar si la sangre pertenece a las víctimas", dijo hoy el fiscal de la causa sobre los rastros de sangre encontrados en el lugar.

Fernández negó conocer a Lanatta. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró hoy que no conoce a Lanatta y adelantó que presentará una querella contra dos diputados de la Coalición Cívica que lo vincularon con el sospechoso.

No obstante, explicó que Lanatta "sí tuvo trámites en el Renar porque trabajaba con armas y hacía trámites respecto de armas".

"Me mandó a mí un email en el mes de octubre en el que me decía que él no me conoce, que me pide disculpas porque sabe que he sido mencionado por conocerlo a él, pero en definitiva el objetivo era quejarse porque decía que en el Renar le dilataban los trámites porque le revisaban todo veinte veces", contó el jefe de Gabinete.

Fernández adelantó que presentará una querella contra "dos impresentables diputados de la Coalición Cívica", al referirse al diputado provincial Sebastián Cinquerrui y el legislador porteño Fernando Sánchez, quienes lo vincularon públicamente con Lanatta.





Ver Ubicación de la casa allanada por el triple crimen en un mapa más grande

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.