Diversidad como sello distintivo

Gachi Prieto
(0)
12 de febrero de 2012  

La incertidumbre es el campo fértil de la creatividad. Frente a las crisis, el mercado del arte contemporáneo sigue consolidándose como un tipo de negocio flexible y ajustado al pulso de cada economía.

En los últimos cinco años los circuitos de producción, exhibición e intercambios artísticos se reformularon a tal punto de delinear en Buenos Aires una nueva topografía de galerías que se suman al esfuerzo de las ya consagradas, combinando desenfado con creciente profesionalización, incorporando sentidos y recorridos, avanzando en red, dando lugar a la multiplicidad de actores, ofreciendo verdaderas plataformas discursivas.

Estos espacios alternativos sacan ventaja de la oportunidad que ofrece cierta periferia para asumir riesgos controlados, lanzan propuestas de investigación, expanden los soportes a lenguajes como la fotografía, el video, las nuevas tecnologías, las instalaciones site specific y el arte experimental y liberan a los artistas del estancamiento propio del mainstream.

La diversidad es la característica que mejor describe este nuevo territorio, a través de textos teóricos y diseños curatoriales, la promoción de jóvenes artistas, concursos y propuestas educativas se intenta también formar una nueva generación de coleccionistas y en general atraer un público más amplio con precios accesibles y asesoramiento inteligente, desmitificando viejas creencias, ofreciendo un ambiente descontracturado que permita a neófitos y curiosos que hasta el momento se sentían inhibidos de entrar en una galería la posibilidad de aprendizaje, de la construcción de una percepción personal en sintonía con la producción de su tiempo.

Porque no son solo los artistas los que crean un movimiento de arte, sino también los consumidores. Ellos son el sistema de sostén que permite su conexión con el mundo.

La autora es vicepresidenta de la Asociación de Galeristas Argentinos de Arte Contemporáneo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.