Donaciones de la villa y de la cárcel

(0)
8 de mayo de 2003  

LA PLATA.- Conmovidos por la gravedad de las inundaciones santafecinas, los integrantes de la asociación Copa de Leche Saber que se puede, decidieron poner manos a la obra. Fue así como en algo más de dos días lograron recoger una tonelada y media de donaciones para ser enviados a la zona inundada.

Y lo más destacado es que la mayor parte de las donaciones pertenece a las 150 familias que diariamente envían a sus hijos a la Copa de Leche, donde reciben su desayuno, acompañado de pan casero.

Y fueron las propias madres de esos chicos las que se dedicaron, casi sin descanso, a seleccionar y rotular la mercadería que, a través de otra organización mayor, enviarán en los próximos días.

Solidaridad desde Olmos

En tanto, las internas de la Unidad Penitenciaria N° 33, en Olmos, donaron una ración diaria de los alimentos que reciben, con destino a los damnificados por las inundaciones en Santa Fe.

De esta manera, las aproximadamente 330 internas enviaron ayer cajas y bolsas con comida, para ser entregadas a los afectados por la crecida del río Salado.

El subsecretario de Política Penitenciaria, Eduardo Madar, destacó el gesto de las reclusas en esta contingencia: "Es una actitud generosa y solidaria".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.