Dos argentinos, al frente de una red global de escuelas

José María del Corral y Enrique Palmeyro fueron nombrados por el papa Francisco
(0)
6 de octubre de 2013  

José María del Corral no salía de su estupor cuando, días atrás, una llamada a su celular lo interrumpió mientras manejaba su auto: "Por fin atendés. Hablar con vos es más difícil que hablar con el Papa".

Quien hacía alarde de semejante ironía no era otro que el mismísimo papa Francisco, quien desde el Vaticano quería saber cómo evolucionaba una de sus más recientes creaciones planetarias, un proyecto que lleva en el corazón: la Red Mundial de Escuelas.

Del Corral, director del Colegio San Martín de Tours, y Enrique Palmeyro, otro argentino que trabaja en el Estado como administrador gubernamental, acaban de ser nombrados por el Papa directores de la Red Mundial de Escuelas, una organización nacida en la Web que procura conectar a la mayor cantidad de escuelas para que intercambien experiencias y necesidades. En Internet se la puede consultar en scholasocurrentes.org . Ambos tienen 54 años, son ex seminaristas y se conocen desde hace más de 30 años. Trabajaron con el Papa en sus tiempos de arzobispo de Buenos Aires desde diversas funciones: Del Corral presidió el Consejo de Educación del Arzobispado porteño. A Palmeyro le encomendó un programa de escuelas hermanas -germen de la Red- y trabajar con los cartoneros.

Hoy enfrentan la titánica tarea de unir en la Red a todo establecimiento educativo, ya sea público o privado, sin staff , estructura o remuneración alguna. "La idea que sugirió Francisco es unir escuelas, fútbol y solidaridad. Llegar a todas partes de la mano del fútbol y promover que las escuelas compartan sus proyectos para mejorar la educación. Siempre dando prioridad a los más pobres, porque un objetivo fundamental es la inclusión", dice Palmeyro.

¿Cómo hacer semejante cosa? "Por Internet y principalmente a través del fútbol", dice Del Corral, quien acaba de asistir al partido homenaje al Papa que hicieron las selecciones de la Argentina e Italia en Roma, donde compartió la conferencia de prensa con Messi y el arquero italiano Bufón. Messi mismo tuiteó tras el partido un pedido de apoyo a la iniciativa papal.

Lo sorprendente de esta historia es que el Papa no se desentendió de la idea ni mucho menos. Así como irrumpe en el celular de Del Corral, también a menudo le envía mails personales a Palmeyro para saber de la evolución del proyecto. La Pontificia Academia de Ciencias, con sede en el Vaticano, es el ámbito institucional de la idea a través del obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo.

En scholasocurrentes.org ya pueden encontrarse más de cien escuelas de cuatro continentes (sólo falta Oceanía, donde recién ahora están comenzando las clases). Los colegios se inscriben gratuitamente anotando sus datos y los proyectos que quieran compartir en la Red. A partir de allí interactúan y se enriquecen. Se ven casos como el de una escuela de Mendoza que tiene arsénico en el agua, a la que procuran darle una solución con la ayuda del INTI. O el de un colegio salesiano de Filipinas que quiere intercambiar proyectos de agricultura, al que una escuela de Constitución ya conectó con una agrotécnica de La Pampa.

Cómo continúa

Los próximos pasos de los directores argentinos son Colombia y Chile, donde se jugarán en los próximos días partidos por las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014 (ya inauguraron la sede Paraguay). Allí, sintiéndose alentados por Francisco, los nuncios apostólicos los reciben y los equipos nacionales los invitan a la conferencia de prensa para difundir la idea, a partir de lo cual se genera un interés tal que permite "implantar" la Red en pocos días.

Mientras hacen todo esto, Del Corral y Palmeyro siguen con sus trabajos, pagando los costos de sus bolsillos y usando los días de vacaciones cuando deben viajar. Todo a pulmón, pero saben que el Papa está mirando y acompaña. Son muchos los colaboradores valiosos que se acercan y están aportando su tiempo gratuitamente, pero reconocen que para cumplir los objetivos de la Red deberán llegar aportes económicos. "La demanda -dice Del Corral- es desbordante... ¡Pero la solidaridad también!"

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.