Dos días después de los incidentes, renunció el intendente de Bariloche