Dudas sobre el hallazgo de supuestos perros deshuesados en Rosario

Facundo Di Genova
(0)
4 de abril de 2019  • 11:32

Los rosarinos siguen aterrados. En un contenedor de basura de la zona sur de la ciudad vecinos de la calle Santa Fe al 4900 encontraron al menos treinta esqueletos y cráneos de animales medianos, sin vísceras ni cuero, perfectamente faenados.

El rumor empezó a correr cuadra por cuadra. Una treintena de perros descuartizados y sin nada de carne habrían aparecido en el contenedor de la esquina. El Canal 5 de Rosario le dedicó un nota con imágenes sensibles de los animales "deshuesados", presumiendo que se trataría de ejemplares de la raza galgo por la forma del cráneo. Incluso una vecina dijo a la televisión que "lo más preocupante es pensar que un comerciante de la zona los esté usando para hacer milanesas".

Sin embargo, ante la consulta de LA NACIÓN, en la fiscalía no pudieron confirmar que los animales hallados sean perros, ya que cuando asistieron al lugar del hecho junto con la policía y personal municipal, el servicio de recolección ya los había retirado.

Sabrina Latino, de la Oficina de Maltrato Animal que depende de la Fiscalía Regional 2 de Rosario, a cargo de la doctora Mariela Oliva, dijo a LA NACIÓN que comenzaron a investigar de oficio ayer "porque implica una cuestión de salud pública", aun cuando no hubo ninguna denuncia policial, como confirmaron a este medio en la Comisaría 7 que tiene jurisdicción en la zona.

"Seguimos haciendo tareas investigativas con los vecinos que tienen sospechas de que esta carne sería vendida en comercios de la zona o en un frigorífico que está muy cerca", dijo la titular de la Oficina de Maltrato Animal.

"La realidad es que no tenemos la prueba fundamental, no encontramos los huesos y los cráneos para determinar si se trata de perros o de otro animal", confirmó Latino.

No serían perros, sino rumiantes

Consultado por LA NACIÓN y con la imágenes televisivas como única prueba, el médico veterinario Valentín Pallaro dijo que "a primera vista esas muelas no son de perro, sino de un rumiante". Como, por ejemplo, un chivo o un cordero.

"En un cuadro de la imagen se ve esa cara oclusal, característica de herbívoros que consumen forraje y desgastan los dientes de esa manera, ya que las muelas en estas especies herbívoras son de crecimiento continuo, a diferencia de los carnívoros", enfatizó.

"Se trataría de un pequeño rumiante porque no tiene incisivos superiores, sino que tiene lo que se llama ‘almohadilla carnosa’ propia de todos los rumiantes. No veo ningún incisivo superior en las imágenes que me lleven a suponer que se trata de un perro", sostuvo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.