Duhalde comprometió el apoyo a Santa Fe del futuro presidente

Anunció el envío de 150 millones de pesos para la reconstrucción de la ciudad
(0)
8 de mayo de 2003  

SANTA FE.- El gobernador de esta provincia, Carlos Reutemann, recibió al presidente Eduardo Duhalde, con un puñado de números. Y escuchó de su boca una cifra alentadora: el Presidente anunció el envío de 150 millones de pesos para la reconstrucción.

Lo que escuchó el Presidente fue esto: son unas 105.000 las personas afectadas; 55.155 de ellas están fuera de sus casas; hay 500 centros repletos con 40.000 evacuados y 111 escuelas atestadas con 19.000 personas sin hogar. Son nueve los departamentos anegados.

De visita por esta ciudad, Duhalde garantizó que el apoyo a Santa Fe seguirá después de que él abandone el gobierno, dentro de 17 días. Es una cuestión de Estado. "No se me ocurre que el futuro presidente no dé este apoyo", aseguró. También precisó que se pagarán a razón de 15 millones de pesos al mes de la deuda que el Estado tiene con la provincia.

El Presidente elogió la gestión de Reutemann: "Por tener una excelente administración, esta provincia no ha requerido de ayudas extraordinarias". Atrás quedaron los chispazos entre ambos por la futura elección presidencial.

El santafecino adelantó que se están haciendo negociaciones para traer, desde el Pentágono, en Estados Unidos, una bomba capaz de extraer 50.000 litros de agua por hora. Ayer, a las 11.53, Duhalde bajó del helicóptero presidencial. Con él llegaron el ministro del Interior, Jorge Matzkin, y el de Seguridad, Juan José Alvarez. El ministro de Salud, Ginés González García, estaba en la provincia desde anteayer.

Reutemann y el intendente de esta ciudad, Marcelo Alvarez, lo esperaban desde hacía unos 20 minutos. Duhalde y Matzkin sólo caminaron unos metros: enseguida abordaron el helicóptero de Reutemann, quien, como copiloto, los llevaría a ver desde las zonas anegadas. Reutemann lo presentó a Duhalde como "un gobernador que tiene experiencia porque tuvo esta dificultad en la provincia de Buenos Aires" (sic). Reutemann explicó que se desarrolla un programa informático que contiene las 28.000 viviendas afectadas por el agua. Crearon un sistema de vales para evitar el reparto indiscriminado de víveres, a la vez que agradecieron el trabajo del Ejército, la Gendarmería y la Prefectura.

Responsabilidades

Reutemann fue consultado por la cantidad de víctimas. Los datos oficiales hablan de 23 muertos, pero en esta ciudad circulan rumores sobre una cifra notoriamente mayor. A Reutemann no le gustó la pregunta. Eso quedó claro. "Hay que esperar que baje el agua y que la gente vuelva a sus casas para ver el resultado", refunfuñó.

La supuesta responsabilidad penal en la que pudieron haber incurrido funcionarios provinciales y municipales en el manejo de la situación se investigará tanto en la justicia federal como en la provincial. Se procurará establecer si los funcionarios, encabezados por el gobernador y el intendente Alvarez, incumplieron los deberes de funcionario público y si cometieron delitos, como abandono de persona o el que se tipifica como múltiple homicidio culposo.

La titular de la Fiscalía Federal N° 1, Griselda Tessio, confirmó ayer el requerimiento elevado al juez de turno, Reinaldo Rodríguez, para que instruya una investigación al respecto.

La decisión fue adoptada por la fiscal luego de rechazar, por cuestiones de competencia territorial, un requerimiento elevado por los fiscales federales Luis Comparatore y Patricio Evers, de la Capital Federal. "Se comunicó tal trámite al procurador general de la Nación, doctor Nicolás Becerra", apuntó Tessio.

El juez federal Reinaldo Rodríguez aceptó el requerimiento de la titular de la Fiscalía N° 2, Cintia Gómez, para investigar el paradero de 1775 personas que fueron denunciadas como desaparecidas. El magistrado pidió informes a los encargados de las morgues de los hospitales, a los directores de cementerios públicos y privados de la ciudad y a los responsables de los hospitales públicos y sanatorios privados.

Un proyecto votado por unanimidad

  • El Senado aprobó ayer y giró a Diputados un proyecto de ley que declara zona de desastre los departamentos de Santa Fe y de Entre Ríos afectados por las inundaciones, y que destina 180 millones de pesos para atender los perjuicios. Este fondo sería afrontado por el Tesoro nacional. El texto, que sería aprobado hoy por la Cámara baja y que destina 150 millones a Santa Fe y otros 30 millones a Entre Ríos, fue elaborado por los tres senadores santafecinos, Oscar Lamberto y Roxana Latorre (PJ), y el radical Horacio Usandizaga, y recibió apoyo unánime de las bancadas.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.