Call centers: empresarios dicen que sólo el 1% de los empleados tiene la "cabeza quemada"