El 86% de los accidentes fatales es por alta velocidad