El caso Alzogaray, a un paso de volver a foja cero