"Se sintió una explosión terrible"