El clima complica la situación en Santa Fe

Creen que puede agravarse el cuadro de emergencia hídrica
(0)
17 de mayo de 2003  

SANTA FE.- Las lluvias que desde hace 48 horas afectan el centro de esta provincia siguen alimentando la cuenca del río Salado y se estima que si los registros pluviométricos resultan superiores a los 100 milímetros, pueden agravar la actual emergencia que vive esta capital, donde aún permanecen evacuados más de 50.000 santafecinos.

El Instituto Nacional del Agua (INA) explicó que esos excedentes escurrirán directamente hacia la desembocadura de ese cauce, ya que todo el sistema está saturado por lluvias que en abril totalizaron 1300 milímetros promedio en los cuatro departamentos donde se encuentran los principales afluentes del Salado.

La advertencia volvió a impactar ayer a los miles de evacuados que consiguieron retornar a sus viviendas luego del desastre del 29 y 30 de abril, y se repitieron las escenas de pobladores colocando bolsas con arena en las puertas de sus viviendas al tiempo que otros, principalmente los moradores de las zonas bajas, buscaban colocar en altura los artefactos eléctricos y muebles.

La lluvia, hasta anoche, alcanzaba los 30 milímetros en esta capital, pero registros más abundantes se verificaron en poblaciones más al Norte. El fenómeno climático se extendería hasta mañana, aunque el lunes nuevamente desmejorarían las condiciones meteorológicas. Y debido a que el caudal del río Salado aún permanece muy elevado, se mantiene el estado de emergencia hídrica por inundaciones.

"Dado el patrón de precipitaciones para la región, consideramos que la situación de alerta puede agravarse", explicó a LA NACION el responsable local del INA, ingeniero Carlos Paoli.

Aclaró que "esta situación está sujeta al pronóstico de lluvias". De las imágenes satelitales que se verifican en Ezeiza, se comprueba que la cuenca del río Salado está saturada", resaltó.

Según Paoli, se debe considerar la información como un alerta temprano que sirva de preparación para que se ponga en marcha el mecanismo de defensa en caso de ocurrir una nueva emergencia.

Frente a este pronóstico, la Dirección de Hidráulica de la provincia instrumentó un sistema de seguimiento para conocer el caudal del río, incluyendo controles en Santo Tomé (desembocadura) y en Esperanza, donde el caudal actual es de 1600 metros cúbicos por segundo.

Caritas

  • Caritas Argentina solicita que se prioricen las donaciones de salsa de tomate, aceite, grasa, harina y otros alimentos no perecederos. Sol de noche, desinfectantes, guantes de trabajo y de goma, cepillos de dientes y botas para lluvia (talles del 35 al 42). Se pueden dirigir a la sede nacional en Balcarce 236, 4342-8650/7931/36 o al 0810-222-74827.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.