El Ejército, detrás de las tareas de recuperación

Un promedio de 100 militares trabajan contra reloj en el lugar
(0)
5 de marzo de 2017  

VOLCÁN, Jujuy.- Entre las 8 y las 10 del 10 de enero, habían llovido en esta localidad 170 mm, cuando la media anual es de 314 milímetros. Es decir, en dos horas llovió el 54% de lo que suele precipitar en un año. Y desató el desastre. De la ladera de la Quebrada de los Filtros bajó un mar de lodo, piedras y agua sobre Volcán. Además, en otros dos pueblos cercanos, Bárcena y Tumbaya, cayó piedras en uno, y agua en el otro.

Ante la situación, el gobierno provincial decidió organizar un Comité Operativo de Emergencias (COE) integrado por distintas entidades del gobierno nacional y el provincial. Reunidos debajo de un árbol, en medio del caos, la decisión fue entregarle el mando del COE al Ejército. Así, la coordinación quedó a cargo del mayor Fabián Torrengo.

Según el militar, después de esa primera etapa enfocada en salvar vidas, recuperar bienes esenciales y restablecer los servicios básicos, se enfocaron en una "más específica y a largo plazo" como la reconstrucción. "Ahora se está trabajando con el destechado de las casas, lo que permitirá el derrumbe. Luego se sacarán chapas y vigas, y se entregarán a los mismos propietarios para que dispongan de ellas. La idea es llevar las construcciones nuevas a un estadio superior -dice-. Además, otro grupo está realizando una evaluación en la Quebrada de los Filtros para enviarle luego esa información a los geólogos."

Por día, hay un promedio de 100 hombres y mujeres del Ejército que trabajan en Volcán. Uno de ellos, el soldado Carlos José Cañizares, de 24 años, vivió una situación particular: su familia tiene su casa y vive aquí. Cañizares estaba en el cuartel, en San Salvador, cuando le llegó el llamado de un amigo. No se preocupó demasiado: siempre baja agua del cerro. Pero la situación cambió cuando llegó la llamada de su hermana, que estaba llorando.

Se subió al primer camión que salió hacia allá. Con el barro hasta la cintura logró llegar a su casa. Encontró a toda su familia: estaban bien. Su padre, guiado por la intuición, había subido días antes al cerro sus 40 vacas. Sólo perdió siete. Cañizares ya lleva casi dos meses de trabajo aquí. ¿Cómo hizo para afrontar el día a día? "Lo material va y viene -dice-. Acá si uno no trabaja no sale adelante."

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.