A nueve años del atentado a la embajada de Israel: todavía no hay ningún detenido. El embajador confía en la investigación