El empleado de Narváez volvió a rechazar vínculos con Segovia