El férreo desvelo por crear áreas protegidas