El final fue a todo sol en la costa atlántica