La peor revuelta de los últimos 15 años: historias de dolor. El fuego que empañó varios festejos